¿Quieres invertir en Kasaz? ¿Quieres invertir en una startup de proyección internacional? Invierte en Kasaz Invierte

GUÍA PARA COMPRAR PISO EN SANT MARTÍ

- Barcelona -


VER VIVIENDAS EN VENTA EN ESTA ZONA

Sant Martí de un vistazo

250.000 €

PRECIO MEDIO DE LA VIVIENDA

2.500-6.500 €

RANGO DE PRECIO POR M2

2.362

VIVIENDAS VENDIDAS EN EL AÑO 2017

Si te interesa comprar una vivienda en Sant Martí en Barcelona, esta guía seguro que te ayudará a decidirte. El distrito de Sant Martí era originalmente un pueblo separado de la Ciudad Condal hasta que, en 1897, pasó a formar parte de Barcelona.

Se labró su fama como la zona más industrial de Barcelona –el “Manchester catalán”-: un barrio residencial de clase obrera hasta que, en 1992, para las Olimpiadas de Barcelona, todo cambió.

Sant Martí se abrió hacia el mar, y comenzó una época en la que el distrito se modernizaría y se convertiría en una de las zonas más demandadas de la ciudad.

Actualmente, Sant Martí es el cuarto distrito de toda España más buscado a la hora de comprar una vivienda, sólo por detrás del l’Eixample barcelonés, del centro de Madrid y del barrio de Salamanca (Madrid).

Lo conforman 10 barrios muy diferentes entre sí, en los que el precio por metro cuadrado puede variar desde los 2.500€ hasta los 6.500€.

Si buscas adquirir un piso en Barcelona, seguro que tarde o temprano te plantearás esta opción.

Sant Martí es el cuarto distrito de toda España más buscado a la hora de comprar una vivienda.

Por qué comprar casa en Sant Martí de Barcelona es buena inversión

De pasado industrial, Sant Martí sigue siendo un barrio con personalidad, marcado por una mezcla de lo moderno con lo tradicional que ha sido motivada por su cercanía a las playas y a ambiciosos proyectos de renovación urbana.

Ambiente vibrante y multicultural

Mezcla de perfiles sociales hetereogéneos, desde jóvenes profesionales hasta habitantes de toda la vida con fuerte arraigo social.

Núcleo económico e industrial

Zona de gran dinamismo económico donde se combinan comercios con centros de negocio de empresas punteras en su sector.

Junto al mar

Su apertura y cercanía al mar la convierten en una zona ideal para los amantes de la playa, el deporte y la naturaleza.

Durante décadas, el distrito de Sant Martí fue una zona de bodegas industriales en la que residían los obreros de la industria textil. Aunque ese pasado obrero y fabril sigue siendo parte de su personalidad, la modernización de sus espacios y la apertura al mar ha impulsado el interés de los barceloneses y extranjeros para vivir en esta zona de Barcelona, motivados por su cercanía a las playas y ambiciosos proyectos de renovación urbana: como a la expansión del 22@ (el complejo de oficinas tecnológicas y vivero de empresas), al soterramiento del tráfico y a la apertura de un gran parque en la zona de Glories.

Esto se traduce en una mezcla de vecinos muy heterogénea, en la que conviven locales de pasado industrial que han vivido en Sant Martí toda la vida con jóvenes profesionales de todas partes del mundo: el resultado es un ambiente vibrante y multicultural con una gran diversificación.

Las nuevas generaciones han ayudado a revalorizar el barrio, así como la oferta de las viviendas en venta en esta zona.

Una muestra de ello es el aumento de la renta per cápita de la población del distrito en los últimos años, o en la percepción de seguridad que ha aumentado positivamente en la última década.

Todos estos motivos hacen de Sant Martí un distrito idóneo para invertir, como muestra el crecimiento de venta de viviendas de los últimos años, la evolución de sus precios o la percepción de bienestar de los vecinos del barrio.

Tendencias del mercado inmobiliario en Sant Martí

Los datos clave para que te hagas una idea general de la evolución y proyección de la compra/venta de viviendas en Sant Martí.

Nº de compra-venta de viviendas

Importe medio por m2

En los últimos años se ha experimentado un incremento paulatino y constante en el número de viviendas vendidas en Sant Martí, con un crecimiento del 11,9%.

De manera paralela, a la vez que ha aumentado la venta de pisos y casas en este distrito ha ido subiendo el precio medio por metro cuadrado de estas transacciones alrededor de un 10%.

Con estas tendencias está claro que es una zona de Barcelona que se está revalorizando con los años, y cuya evolución positiva no parece haber tocado techo todavía, por lo que puede ser un buen momento para invertir en este distrito, en especial en aquellos barrios donde el precio por metro cuadrado se mantiene todavía por debajo de la media de la ciudad.

Tipología de viviendas en venta en Sant Martí

Los datos clave para que te hagas una idea general del tipo de vivienda que puedes encontrar en este barrio.

Precio por m2

Agrupados por habitaciones

Agrupados por tamaño

El 50% de las viviendas en venta de Sant Martí se encuentran por debajo de los 4000€ el metro cuadrado, llegando a existir viviendas incluso por debajo de los 2000€/m2.

Esto sitúa el precio medio del metro cuadrado en Sant Martí muy por debajo de la media de Barcelona. Sin embargo hay que tener en cuenta que en las zonas más cercanas a la playa el precio medio se dispara, encareciendo así la media del barrio. Si estás buscando una vivienda para invertir una buena opción es buscar viviendas para reformar o viviendas que se sitúen por debajo de 4000€/m2 dentro del distrito.

En cuanto al número de habitaciones, la mayoría de pisos y casas en venta en esta zona son pisos con entre 2 y 3 habitaciones, de hecho, el 90% de los pisos que se venden en este distrito tienen más de 2 habitaciones. No es de extrañar entonces que la mayoría de las viviendas en venta se sitúe por encima de los 70 metros cuadrados, de nuevo una media muy competitiva dentro de Barcelona, especialmente comparada con otras zonas como el centro de la ciudad donde el número de habitaciones y de metros cuadrados se reduce considerablemente.

Demografía del distrito Sant Martí

Comprueba el perfil de habitantes de la zona según sus características demográficas.

86,5/100

RENTA PER CAPITA

15,4 %

Nº EXTRANJEROS

24,8 %

EDUCACIÓN UNIVERSITARIA

69,8 %

FAMILIAS

Sant Martí es ideal para familias, que forman casi el 70% de la población del distrito.

Dentro del distrito de Sant Martí existe una gran desigualdad entre los diferentes barrios que lo forman, siendo las zonas más cercanas a la costa las más ricas del distrito. En estos momentos la renta per cápita se sitúa por debajo de la media de la ciudad (13,5 puntos por debajo de Barcelona para ser exactos), sobre todo por la influencia de los barrios más desfavorecidos como Besos o Verneda.

Estos datos también muestran que este distrito es ideal para familias, que forman casi el 70% de la población del mismo, sobre todo por la tranquilidad de sus calles, su número de colegios y la cantidad de parques que existen como veremos en el capítulo siguiente.

Equipamientos Sant Martí

Es una zona muy bien equipada con buenos colegios, centros de salud y una cantidad de zonas verdes por encima de la media de la ciudad. Así mismo está muy bien comunicada con el centro de la ciudad por bus, tren y metro, así como con las afueras de Barcelona desde la estación de cercanías de El Clot-Aragó o el acceso a las rondas.

81 COLEGIOS

6 BIBLIOTECAS

8 CENTROS DE SALUD

2 COMISARÍAS

7M2/Hab ZONAS VERDES

1 ESTACIÓN TREN CLOT-ARAGÓ

2 LÍNEAS METRO L2/L4

VARIAS LÍNEAS BUS

Precio medio actual del distrito de Sant Martí y sus barrios

El precio medio del metro cuadrado en los barrios de Sant Martí puede variar mucho según la vivienda se acerque o se aleje de la playa.

Como hemos comentado, puede haber una gran diferencia en el precio medio del m2 en los diferentes barrios de Sant Martí , sobre todo motivado por la cercanía a la costa y las playas, y de las zonas de nueva construcción.

El barrio con mayor precio por metro cuadrado de Sant Martí es Diagonal Mar (6.402€), seguido de la Vila Olímpica (5.402€) y Poblenou (4.324€).

En el otro extremo, los barrios más económicos para comprar casa en Sant Martí son La Verneda i la Pau (2.443€), Sant Martí de Provençals (2.759€) y El Besòs i el Maresme (2.786€).

Barrios de Sant Martí

Mejores y peores barrios para vivir en Sant Martí

Spoiler alert: no hay mejores o peores barrios en Sant Martí. Todo dependerá de qué estilo de vida estés buscando, definas tus prioridades y presupuesto, y entonces encontrarás el barrio que más te acomoda.

Los bajos precios de los pisos en algunos barrios de Sant Martí, la oferta de ocio, la playa y su ambiente multicultural son los grandes atractivos que lo ubican como el segundo distrito de Barcelona más buscado para comprar vivienda en internet.

Algunas de sus zonas se encuentran entre las mejores zonas residenciales de la ciudad y son especialmente recomendadas para vivir con niños o en familia.

Vivir en el barrio de Poblenou

De pasado industrial ha sabido modernizarse sin perder ese aire tradicional que dota al barrio de mucha personalidad.

En la antigüedad, era un terreno pantanoso y, precisamente, la abundancia de agua atrajo a números fábricas que se instalaron en la zona: se convirtió en el territorio con mayor concentración industrial de Cataluña. Históricamente, un barrio residencial, industrial y obrero.

Desde el año 2000, el Proyecto 22@ comenzó a transformar las antiguas zonas industriales en modernos espacios reconvertidos en oficinas, museos, galerías de arte y escuelas.

Conserva sus signos de identidad aunque con mayores zonas verdes, mejores infraestructuras y una gran oferta cultural; es actualmente un barrio muy atractivo para vivir para mucha gente, especialmente para parejas jóvenes con niños.

Un barrio moderno con una personalidad única. Excelente comunicación y amplia oferta cultural y de ocio. Cercanía con la playa.

No tiene muchas atracciones turísticas.

Vivir en el barrio del Camp de l'Arpa del Clot

Barrio tranquilo y tradicional, donde se mezclan vecinos de toda la vida con familias de nueva generación.

Fue un barrio mayormente agrícola hasta mediados del s. XIX cuando se empezó a urbanizar. Su pasado rural es evidente en su entramado urbanístico, muy distinto al de otros de la ciudad, manteniendo así una estructura propia que lo dota de un gran encanto.

Los vecinos lo califican como un barrio seguro, tranquilo y donde es muy agradable vivir; habitando principalmente por familias y gente mayor que ha vivido allí desde siempre. Su arteria principal es la calle Rogent.

Su ambiente tranquilo, de barrio, donde la gente se conoce. Buena comunicación con el resto de la ciudad.

Ausencia de grandes áreas verdes. Los jóvenes se quejan de que no hay bares ni locales para salir por la noche.

Vivir en el barrio del Clot

Barrio que se está revalorizando con los años por su carácter residencial y sus buenas comunicaciones con el resto de la ciudad.

De pasado obrero e industrial, El Clot tiene actualmente un carácter residencial. Con excelente comunicación y delimitado por la Gran Vía, Carrer d’Aragó y Avinguda Meridiana, cuenta con todo tipo de transporte público.

Sigue siendo mayoritariamente un barrio obrero, aunque los edificios de viviendas se combinan actualmente con áreas verdes.

Está densamente poblado con una población ligeramente de mayor edad que la media de Barcelona. Es un barrio de clase media, y los precios de las viviendas se encuentran entre los puestos medios.

Un buen barrio para vivir en cuanto a servicios, comercios y comunicación con el resto de la ciudad. Destaca la zona de Glories, cuyo centro comercial ha revalorizado las viviendas en venta de esa área.

Debido a su cercanía con calles principales de Barcelona, hay bastante tráfico, ruido y contaminación.

Vivir en el barrio del Parc i la Llacuna del Poblenou

De antiguo pasado industrial es una zona en plena transformación gracias al proyecto 22@

Limita al oeste con el Eixample y al sur con Ciutat Vella. De antiguo pasado industrial, está actualmente en plena transformación: desde la acogida del Proyecto 22@ (una zona donde se ha promovido la instalación de empresas relacionadas con las nuevas tecnologías), han ido surgiendo viviendas y edificios de oficinas.

Es una zona menos densa que la media: la mayoría ahora son ahora recién llegados y el barrio se rejuvenece cada día más. No cuenta con una vida nocturna muy animada, aunque el área cercana a Marina acoge bares y locales de ocio para los jóvenes.

Sin el bullicio del centro, el barrio está muy bien comunicado, próxima a la playa y a Ciutat Vella.

Aún está en fase de modernización. Además, la oferta comercial, de ocio y restauración no ha seguido el ritmo de crecimiento del barrio.

Vivir en el barrio de la Vila Olímpica del Poblenou

Al lado del mar es una de las zonas residenciales más valoradas de Barcelona.

Situado junto al mar, es una de las zonas residenciales mejor valoradas de la ciudad condal. Integralmente reformado para las olimpiadas de 1992, cuenta con una personalidad propia.

La zona del litoral está llena de locales de ocio, restaurantes y de gran interés turístico. La parte residencial es mucho más tranquila.

Tiene una enorme oferta de viviendas de obra nueva y de calidad media-alta.

Se puede ir caminando hasta la playa desde cualquier parte del barrio, y a 10 minutos del centro en transporte público, cuenta con todo tipo de servicios.

SCon residentes de clase media-alta, la zona residencial tiene un ambiente tranquilo y agradable; y la zona del puerto Olímpico tiene una gran vida nocturna, lugar de referencia en las noches de Barcelona. Al estar bien diferenciadas estas dos zonas, el ruido no es inconveniente para sus vecinos.

Cercanía con el mar, la tranquilidad de la zona residencial, proximidad al parque de la Ciutadella y excelentes conexiones con toda la ciudad.

El precio de las viviendas, situado entre los 10 barrios más caros de Barcelona.

Vivir en el barrio de Diagonal Mar i el Front Marítim del Poblenou

Urbanizaciones de zonas verdes con pisos modernos, sin duda una de las zonas más lujosas del distrito.

Uno de los barrios más nuevos y pequeños, se planteó como una urbanización de lujo con espacios verdes y cerca de las playas.

Estructurado alrededor del Parc Diagonal Mar, cuenta con modernos edificios y rascacielos que forma una exclusiva zona cercana al mar mediterráneo.

El Centre Comercial Diagonal Mar es otro gran atractivo de la zona.

Con zonas verdes, calles amplias, complejos de edificios de lujo, un centro comercial y acceso directo a las playas, es uno de los barrios más atractivos de Barcelona. Para los pocos afortunados que pueden permitírselo.

Zonas verdes, edificios de lujo, playas y áreas verdes. Amplia oferta de ocio.

El precio de las viviendas. Es uno de los barrios más caros de Barcelona.

Vivir en el barrio del Besòs i el Maresme

Uno de los barrios más económicos de Barcelona, de carácter humilde.

Uno de los barrios que fueron creados rápidamente para acoger la masiva ola de inmigrantes de los años 50 y 60. Con muy poca planificación y casi sin equipamientos o servicios.

Las reivindicaciones vecinales lograron mejoras y el Fórum de las culturas del 2004 terminó por impulsar el barrio.

Se aglutina a lo largo de la Rambla de Prim. Y se constituye mayoritariamente por bloques de viviendas construidas en los años 60 y 70, con precios medios o bajos, probablemente sea el barrio más económico para vivir en Barcelona.

Desde siempre, su cercanía a barrios con la mina, con colectivos de inmigrantes, gitanos y una clase social baja han hecho que la zona sea calificada de insegura. Aunque en los últimos años se han hecho muchas mejoras y la percepción está cambiando.

Un precio de las viviendas más bajos que la media. Su cercanía con el barrio de Diagonal Mar.

Considerada una de las zonas más inseguras, la oferta de viviendas suele ser de menor calidad que en otros barrios. Oferta comercial limitada.

Vivir en el barrio de Provençals del Poblenou

Es una zona tranquila con mezcla industrial y residencial, destaca su cercanía al centro de la ciudad.

Está delimitado en dos grandes zonas. Una, frente a la Gran Vía, con altos bloques de pisos de corte industrial y residencial. La otra, en profunda transformación, donde las antiguas fábricas cerca de la Diagonal se convierten en modernos bloques. Aquí se encuentra el centro comercial Glòries y multitud de importantes vías.

Es un área residencial tranquila, antiguamente de actividad industrial y obrera. Predominan almacenes, talleres y empresas. Tiene una excelente accesibilidad y comunicación a través de todo tipo de transporte público, por lo que la convierte en una de las mejores zonas para vivir en Barcelona con niños.

Excelente conexión con el resto de la ciudad. Oferta de ocio considerable, zonas residenciales en remodelación.

La zona industrial es muy solitaria. Oferta comercial concentrada en pequeñas áreas.

Vivir en el barrio de Sant Martí de Provençals

Situado en medio del distrito es una zona residencial con gran oferta de ocio para familias.

El barrio de Sant Martí de Provençals se encuentra entre los barrios de El Clot y la Verneda i la Pau, y comparte los mismos orígenes industrial y obrero.

Es una zona residencial perfecta para familias que cuenta con varios parques y centros deportivos, y donde la mayor parte de su vida se centra alrededor de la Rambla de Guipúscoa.

Barrio muy completo con dos paradas de metro, así como numerosos autobuses que conectan a cualquier área de la ciudad. Cuenta con una gran oferta deportiva (2 gimnasios y un campo de fútbol), un CAP de salud y una comisaría.

Aunque tiene varios bares puede faltar algo de oferta gastronómica y cultural.

Vivir en el barrio de La Verneda i la Pau

Es un barrio mayormente residencial donde residen vecinos de toda la vida y familias trabajadoras.

Al igual que otros barrios de Sant Martí, el barrio actual se originó en los 50 y 60 con la gran demanda de viviendas generada por la masiva llegada de inmigrantes españoles.

Con una alta densidad de edificios y de población, se ha modernizado considerablemente en los últimos años.

Es un barrio eminentemente residencial, con precios más bajos que la media de Barcelona. Su dinamismo social y comercial se centra en la Rambla del Prim y de Guipúzcoa, y en la vecina estación de metro la Pau.

Precio de la vivienda más bajo que la media. Gran mejor en la calidad urbana de los últimos años.

Calidad urbana, de servicios y oferta cultural, comercial y de ocio más bajo que la media de Barcelona.