¿Quieres invertir en Kasaz? ¿Quieres invertir en una startup de proyección internacional? Invierte en Kasaz Invierte

GUÍA PARA COMPRAR PISO EN GRÀCIA

- Barcelona -


VER VIVIENDAS EN VENTA EN ESTA ZONA

Gràcia de un vistazo

481.247 €

PRECIO MEDIO DE LA VIVIENDA

5.511 €

PRECIO MEDIO POR M2

1.688

VIVIENDAS VENDIDAS EN EL AÑO 2017

Si te interesa comprar un piso en Gràcia Barcelona, esta guía te servirá para conocer más a detalle las cualidades y estadísticas de este encantador distrito. Es carismático, bullicioso, bohemio y combina a la perfección un estilo pueblerino con aires de cosmopolitismo.

Gràcia es un distrito diferente, es un pueblo dentro de la ciudad: un antiguo municipio con un carácter propio, con un estilo de vida puramente mediterráneo que se formó al margen de la gran ciudad, con un ambiente marcadamente catalán y una personalidad única que en las últimas décadas ha aprendido a convivir con otro tipo de identidades.

Toda esta mezcla ha dado como resultado un lugar que combina una fuerte esencia catalana con un cosmopolitismo más europeo, más internacional, que ha dado como resultado una atmósfera creativa, innovadora, disruptiva y bohemia. Es el distrito hipster de Barcelona.

Al margen de sus cinco barrios, los barceloneses suelen dividir Gràcia en 3 zonas claramente diferenciadas: el sector izquierdo (junto a Sant Gervasi), el centro de Gràcia (al norte de l’Eixample) y el sector derecho (junto a Horta-Guinardó).

El sector izquierdo es el más antiguo de la zona y combina el estilo propio de Gràcia con influencias del barrio de Sant Gervasi. El centro de Gràcia es su motor económico y social, con una gran variedad de oferta social, gastronómica y cultural: todo en unas pocas calles del barrio de Vila de Gràcia. La parte izquierda, por otro lado, es una zona residencial, más urbana y menos pueblerina, aunque también más desconocida para los no residentes del distrito.

En general, Gràcia es un distrito que conserva una misma esencia pero que se ve influida por los distritos que tiene a su alrededor. La Vila de Gràcia es la zona más cosmopolita, y la oferta de pisos en venta así como el alquiler, suelen ser de un precio más alto que los otros barrios.

Por ello, si buscas comprar piso en el distrito de Gràcia en Barcelona, necesitas conocer todos sus secretos: qué te puedes encontrar, quiénes buscan vivir aquí, qué podrás hacer y cómo será tu día a día. En esta guía te presentamos una introducción a la mágica Gràcia.

La oferta de pisos en venta en Gràcia es muy amplia, y va desde pisos amplios y de lujo hasta pisos para reformar, dependiendo de la zona y su ubicación.

Por qué comprar casa en Gràcia de Barcelona es buena inversión

Gràcia es uno de los distritos de Barcelona con más personalidad: es pequeño, autónomo, festivo y espontáneo. Y al mismo tiempo puede parecer cerrado, suspicaz y quizás demasiado tradicional. Es un pueblo dentro de la metrópolis, para bien y para mal. Con un encanto único que gana fama día tras día.

El municipio dentro de la ciudad

Gràcia era originalmente un municipio separado de Barcelona, y esta esencia de pueblo nunca lo ha abandonado. Vecinos de toda la vida conviven con oleadas de nuevos residentes, de todas partes del mundo. El resultado es un distrito lleno de vida con un carácter singular.

La Barcelona más alternativa y bohemia

Considerado como el barrio hipster de Barcelona. Una mezcla de un municipio catalán con una pequeña parte del resto del mundo. Cafés de autor, restaurantes exóticos e internacionales, galerías de arte, tiendas de artesanos y negocios familiares. Todo cabe en Gràcia.

El vermut en la plaça, la rumba catalana y las Festes de Gràcia

La comida, la bebida, las fiestas y la música. Gràcia es única, y su esencia se reflejada en su cultura particular alejada del turismo masivo de otras zonas. Los locales no dicen que son de Barcelona: son “de Gràcia”.

Resulta sorprendente que un distrito de Barcelona pueda tener una personalidad tan marcada, en comparación a los otros que conforman la ciudad. En el pasado, contaba con una gran comunidad de habitantes de etnia gitana, lo que se tradujo en una mezcla cultural que acabó derivando en la famosa Rumba Catalana.

Hoy en día, la Gràcia tradicional se encuentra se encuentra en otro momento de transformación al abrirse a Europa y el mundo. Y la oferta de pisos y casas en venta refleja esta heterogeneidad del distrito de Gràcia: algunos grandes y otros pequeños, unos de obra nueva y otros destruidos, listos para ser reformados.

En general, los pisos en venta en Gràcia suelen ser amplios, de más de 85 m2. En donde hay una mayor variedad de oferta, es en el estado de la vivienda. Algunas personas prefieren comprar una casa para reformar, y otras compran pisos reformados: es allí donde el precio puede variar más. Además, por supuesto, de la ubicación dentro del distrito.

Además, al ser una zona mayoritariamente residencial, las personas que compran una casa en Gràcia suelen buscar una residencia habitual.

Aún así, Vila de Gràcia sí que es una excelente zona para comprar un piso como inversión, reformarlos y alquilarlos. Esto es debido al gran interés que suscita el barrio de Vila de Gràcia en estudiantes, inmigrantes y, en general, en todos los jóvenes que buscan el ambiente más bohemio y alternativo del distrito.

Por todo ello, el distrito de Gràcia es una excelente zona para invertir, tanto si buscas compra una casa como residencia habitual, o si quieres invertir tu dinero en una zona que continúa revalorizándose día con día -para vender posteriormente o alquilar-. Al ser tan único y diverso, ofrece todo tipo de posibilidades.

Tendencias del mercado inmobiliario en Gràcia

Los datos clave para que te hagas una idea general del tipo de vivienda que puedes encontrar en Gràcia.

Precio medio de alquiler (€/m2/mes)

Nº de compra-venta de viviendas

Importe medio por m2

De 2013 a 2017, el incremento en el número de transacciones de compra-venta en Gràcia fue de 53%.

De 2013 a 2017, el incremento en el número de transacciones de compra-venta en Gràcia fue de 53%: un incremento sustancial en apenas cuatro años, que coincide con el repunte del mercado inmobiliario en toda Barcelona.

En menor medida, el precio medio por metro cuadrado de las transacciones aumentó un 24% en la misma cantidad de tiempo, lo que denota una relativa estabilidad de los precios a pesar del considerable aumento en el número de casas vendidas.

En cuanto al precio del alquiler por m2 en Gràcia, desde 2011 hasta 2017 ha aumentado un 18%: desde 12€ hasta poco más de 14€ por cada metro cuadrado. Esto es por el total del distrito, sin embargo, si tenemos en cuenta sólo el barrio de Vila de Gràcia, el aumento sólo desde 2014 hasta 2017 ha sido de un 33%.

Tipología de viviendas en venta en Gràcia

Los datos clave para que te hagas una idea general del tipo de vivienda que puedes encontrar en este barrio.

Porcentaje de viviendas por precio/m2

Agrupados por habitaciones

Agrupados por tamaño

El precio medio por metro cuadrado de los pisos en venta en Gràcia se sitúa en 5.511 €.

Gràcia es un distrito de contrastes en lo que se refiere a la oferta de pisos y casas en venta: los precios varían mucho, en relación a su ubicación y al estado de la vivienda.

Así, por ejemplo, podemos llegar a encontrar casas en venta con precios desde los 800 € por metro cuadrado hasta pisos de lujo que se venden hasta por 10.000 € por metro cuadrado.

Más del 50% de los pisos en venta en nuestro portal se encuentran entre los 5.000 € y los 6.000 € por metro cuadrado, y un porcentaje similar abarcan las viviendas con dos habitaciones.

Demografía del distrito de Gràcia

Comprueba el perfil de habitantes de la zona según sus características demográficas.

105,4/100

RENTA PER CAPITA

16,4 %

Nº EXTRANJEROS

40.8 %

EDUCACIÓN UNIVERSITARIA

62 %

FAMILIAS

Dentro de los barrios de Gràcia, aquel con un nivel de renta familiar más alto es el de La Salut (116.4; Bcn=100).

Por otra parte, el barrio con un nivel de renta más baja de Gràcia es El Coll, con 84.4 puntos respecto a la media de Barcelona (100). El resto de los barrios de Gràcia tienen una renta familiar más alta que la media de Barcelona.

Así, la Vila de Gràcia cuenta con un índice de renta familiar de 101.5, apenas un punto por encima de la media de Barcelona. Le sigue el Camp d’en Grassot i Gràcia Nova (108.1) y Vallcarca i els Penitents (112.9).

En términos de población absoluta, el barrio con mayor número de habitantes de la Vila de Gràcia (50,670), seguido de El Camp d’en Grassot i Gràcia Nova (34,275), Vallcarca i els Penitents (15,448), La Salut (13,123) y, por último, El Coll (con apenas 7,391 habitantes).

Por otra parte, Gràcia es un distrito mayoritariamente local. Cuenta apenas con un 16.4% de habitantes extranjeros, la mayor parte de ellos localizados en la Vila de Gràcia. De tal modo que es esta mezcla de muchos ciudadanos catalanes, algunos de otras comunidades autónomas y pocos extranjeros lo que otorga a Gràcia un ambiente de pueblo con una mezcla de cosmopolitismo y diversidad.

Es una zona muy tradicional con una numerosa población de personas mayores y un porcentaje de artistas, bohemios y hipsters que conviven pacíficamente con un estilo verdaderamente mediterráneo: en el vermut por las tardes, en los cafés, en los bares y los restaurantes.

Por todo ello, por su diversidad cultural, su creciente fama y su riqueza urbanística, comprar casa en Gràcia es seguro una buena inversión.

Equipamientos de Gràcia

El distrito de Gràcia cuenta con todo tipo de servicios: desde los puramente residenciales hasta los turísticos, especialmente al contar con el Parc Güell, el punto más turístico de la zona alta barcelonesa.

38 COLEGIOS

3 BIBLIOTECAS

14 CENTROS DE SALUD

4 COMISARÍAS

3.4M2/Hab ZONAS VERDES

2 LÍNEAS METRO L3/L5

VARIAS LÍNEAS BUS

Precio medio actual del distrito de Gràcia y sus barrios

El precio del metro cuadrado en Gràcia es relativamente estable entre los cuatro barrios con mayor precio.

El precio del metro cuadrado en Gràcia es relativamente estable entre los cuatro barrios con un mayor precio, con un sensible descenso en el precio por metro cuadrado en El Coll: por lo que comprar piso en El Coll es una buena inversión a largo plazo.

En 2017, según datos del Departamento de Estadística del Ayuntamiento de Barcelona, el barrio de Vila de Gràcia es el que cuenta con un mayor precio por metro cuadrado de Gràcia: un 40% más alto que el del más barato de los barrios (El Coll) y un 12% más caro que el segundo, El Camp d’en Grassot i Gràcia Nova.

Barrios de Gràcia

Mejores y peores barrios para vivir en Gràcia

El distrito de Gràcia tiene un encanto propio, con tres zonas muy bien diferenciadas por los barceloneses, un bajo porcentaje de extranjeros y uno de sus barrios como la zona más cosmopolita de la zona alta de la ciudad: Vila de Gràcia.

De tal manera que cada barrio es muy distinto entre sí. Mientras El Coll ofrece casas en venta por un precio más bajo, Vallcarca i els Penitents tiene cierta influencia de Sarrià-Sant Gervasi, y Vila de Gràcia es un barrio de moda, todo depende de lo que estés buscando.

No hay unos barrios mejores que otros. Todo dependerá del presupuesto, la cercanía con el centro, las conexiones, la oferta cultural y gastronómica, y la calidad de los pisos en venta.

En las siguientes líneas te explicamos un poco más a detalle las diferencias entre cada uno de los barrios del magnífico y mágico distrito de Gràcia.

Vivir en el barrio de Vallcarca i els Penitents

Un barrio eminentemente residencial con carácter de pueblo a las orillas del Collserola. Es especialmente valorado como un muy buen barrio para vivir.

En 2017, en Vallcarca i els Penitents se vendieron 171 casas con una superficie media de 94 m2 construidos a un precio promedio de 337.000 € (3.587€ por metro cuadrado).

Al estar situado entre montañas, el barrio presenta calles con marcadas pendientes que tradicionalmente han dificultado la movilidad de los habitantes y visitantes, aunque para solucionar ese problema, el ayuntamiento ha ido construyendo escaleras mecánicas y servicio de microbuses.

Las casas en venta en Vallcarca i els Penitents son generalmente bloques de poca altura (4 o 5 plantas), casas y alguna torre aislada.

Es un barrio con poca actividad comercial: los existentes, suelen ser pequeños comercios de vecinos de toda la vida, con una gran predominancia de escuelas públicas por sólo una privada.

Es una zona tranquila y residencial, rodeada de áreas verdes, parques como Els Jardins del Turó del Putget.

En cuanto al precio del alquiler, suele rondar los 911 € de media mensual.

Sus áreas verdes, tranquilidad, buena calidad de vida y su carácter de pueblo.

Complicada accesibilidad si no se dispone de coche.

Vivir en el barrio de El Coll

El barrio más pequeño y con menor número de habitantes de Gràcia, es también el que cuenta con las viviendas de menor precio. Los locales lo definen como “muy tranquilo y familiar”.

En 2017, en El Coll se vendieron 171 viviendas con una superficie media de 74m2 construidos a un precio medio de 205,000 € (2741 € por m2)

Es un barrio con áreas verdes y un buen parque que suele ser frecuentado por los vecinos: el Creuta del Coll. Los locales lo describen como un barrio con vida de pueblo, tranquilo y familiar. Con buenas conexiones de autobús y la L5 de metro.

Entre sus atractivos, se encuentran tres edificios del arquitecto modernista Josep Maria Jujol, entre los que se encuentran la Casa Sansalvador.

Se ha desarrollado de manera importante desde la Ley de Barrios, lo que ha mejorado las conexiones y ha modificado las costumbres, reactivando el comercio y un nuevo acceso hacia el Parl Güell.

El alquiler medio mensual en El Coll se encuentra en 724 €, por lo que se encuentra en un rango de precios medio, y en comparación al precio de venta, otorga un muy buen rendimiento de la inversión.

Una zona tranquila y familiar, rodeada de áreas verdes y con buenas conexiones.

Muchas cuestas. Difícil aparcamiento. Sin guarderías y sin grandes supermercados.

Vivir en el barrio de La Salut

Un típico barrio de clase media, con calles estrechas y tranquilas, de uso residencial y con muy pocos comercios. Su atractivo turístico, el Parc Güell.

La mayor partes de las casas en venta en La Salut son unifamiliares de finales del siglo XIX y principios del XX con bloques de diferentes alturas.

Los puntos más importantes son el Parc Güell, el Real Santuario de Sant José de la Montaña, el Mercat de Lesseps, Cottolengo, Can Tusquets y Casa Vilaró.

En 2017, en La Salut se vendieron 161 viviendas con una superficie media de 85 m2 construidos a un precio medio de 310,000 € (3853 € por metro cuadrado)

Los pocos comercios de barrio se concentran en torno a la Travessera de Dalt y el mercado de Lesseps. Es una zona tranquila y residencial, con una amplia red de equipamientos escolares, deportivos y sanitarios.

El alquiler medio mensual en La Salut ronda los 800 €, por lo que se encuentra en el rango medio del precio del alquiler en el distrito de Gràcia.

Sin duda, el barrio de La Salut es una buena opción para quien busque vivir en una zona tranquila y residencial en el particular distrito de Gràcia.

Vida tranquila y residencial. Amplia presencia de instalaciones deportivas, educativas y sanitarias.

Poca oferta cultural, comercial y de ocio. Ausencia de estaciones de metro.

Vivir en el barrio de Vila de Gràcia

Uno de los barrios más atractivos para vivir de Barcelona, gracias a su atmósfera bohemia y su carácter especial: entre la tradición y la modernidad.

La Vila de Gràcia, barrio comúnmente conocido como Gràcia, es la parte más céntrica del distrito. Fue una población independiente de Barcelona hasta 1897.

Cuenta con todo tipo de equipamientos, es autosuficiente, con una vida social típicamente mediterránea que ambienta las calles: con una mezcla de pequeños comercios tradicionales con nuevos establecimientos modernos.

Las casas en venta en la Vila de Gràcia se han disparado en los últimos años, hasta convertirse en uno de los barrios con mayor precio por metro cuadrado de Barcelona. Su fama y el encanto de sus calles lo han posicionado como una de las zonas más cool de la ciudad condal.

Generalmente, la oferta de pisos se encuentran en pequeños bloques de poca altura, y al tener un pasado de barrio popular, algunos edificios antiguos no han sido renovados y no cuentan con ascensor.

En 2017, en Vila de Gràcia se vendieron 422 viviendas con una superficie media de 85m2 construidos a un precio medio de 432,000 € (4570 € por metro cuadrado).

Es un barrio muy seguro, aunque algunos vecinos suelen quejarse del ruido en las calles y de la dificultad para moverse en coche, así como para encontrar aparcamiento en el barrio.

El alquiler medio mensual ronda los 860 €, y se espera que en los próximos años continúe subiendo a un ritmo frenético, mientras las inversiones para reformar los pisos en venta se multiplican.

A pesar de que los precios se han disparado, y de algunos inconvenientes con la repentina fama del barrio, su estilo único en Barcelona y la diversidad de la oferta de ocio, cultural y gastronómica, lo convierten en un estupendo barrio para invertir en una casa.

Calles encantadoras y peatonales, gran oferta de ocio, cultural y gastronómica. Ambiente cosmopolita.

Ruido por las noches, especialmente en verano y fines de semana. Dificultad para moverse en coche y para encontrar parking.

Vivir en el barrio de Camp d’en Grassot i Gràcia Nova

Un tranquilo y residencial barrio con un ambiente dinámico y emprendedor, que atrae a jóvenes artistas y creadores que prefieren este barrio a Vila de Gràcia.

En 2017, en Camp d’en Grassot i Gràcia Nova se vendieron 299 viviendas con una superficie media de 85m2 construidos a un precio medio de 362,000 € (4005 € por metro cuadrado).

Se ha convertido en una alternativa para aquellos jóvenes que buscan el encanto de Vila de Gràcia pero que quieren estar un poco más alejados del céntrico y afamado barrio. Su urbanización es más reciente, y gana fama día con día.

Se divide en dos zonas claramente diferenciables: la parte alta, articulada alrededor de la calle Pi i Maragall, donde hay bastante tráfico.

En la parte baja, el eje rector es el Passeig Sant Joan y presenta una trama propia del Eixample, donde los pisos en venta datan de principios del siglo XX hasta 1980. Aquí se encuentran varios de los restaurantes más importantes de la ciudad.

En Camp d’en Grassot i Gràcia Nova, el alquiler medio mensual ronda los 864 €, por lo que se encuentra en el mismo rango de precios que Vila de Gràcia, e incluso ligeramente por arriba. Por ello, ya que comprar es más barato, y alquilar es más caro, es una excelente zona para invertir.

Edificaciones y pisos modernos, comodidad similar al Eixample en la parte baja. Barrio dinámico y emprendedor.

En la parte alta, suele haber mucho tráfico y, por ello, contaminación.