Vendedores

Smart Buildings: Cómo revalorizar los edificios gracias a la tecnología

20/09/2021

author:

Tiempo de lectura: 10 minutos

Así son los smart buildings: aumento del valor de los edificios, compromiso con el medio ambiente y mejora tanto a nivel de usuario como a nivel de ciudad, entre otras grandes premisas.

La creación de smart buildings es un antes y un después en el mundo de las bienes raíces.

Todos los sectores quieren evolucionar y tratar de convertirse en mejores y más saludables, teniendo en mente factores como el cambio climático, el ecologismo o vivir en un mundo más sano.

Sin embargo, hay diferentes ritmos y formas de trabajar, y aunque para la creación de smart buildings aún queda un largo recorrido, poco a poco se van asentando las bases para que el usuario pueda vivir en su espacio óptimo y confortable, al mismo tiempo que cubre todas sus necesidades.

Asimismo, los edificios inteligentes son una potente arma de revalorización, dentro del sector inmobiliario, lo que significa que, incluyendo servicios de innovación y mejora tecnológica, se puede aumentar el precio por metro cuadrado de los edificios y así acelerar ventas.

Los smart buildings o edificios inteligentes pueden aumentar el precio por metro cuadrado y así incrementar ventas gracias a la revalorización.
Los smart buildings o edificios inteligentes pueden aumentar el precio por metro cuadrado y así incrementar ventas gracias a la revalorización.

Para conocer todos los secretos del smart building y saber de primera mano que servicios clave pueden ser aquellos que hagan aumentar los números, hemos querido entrevistar a Tom Selva, CEO de Smart Point, empresa galardonada como la mejor Proptech del mundo en 2020, para que nos cuente qué puede aportar en el presente y en un futuro, su tecnología única de pantallas inteligentes y cómo los smart buildings en su conjunto, pueden dar un cambio drástico en la vida de las personas y el mundo inmobiliario.

Gracias a su charla, hemos podido sacar toda esta información que vamos a facilitarte a continuación, pero si prefieres escuchar la entrevista completa en directo, dale click al link y no te pierdas detalle. 

Edificios inteligentes, la solución del siglo XXI

Qué son y cómo nacen los smart buildings 

El concepto de smart building o también conocido como edificio inteligente es una aglomeración de muchos temas puesto que, se entiende como tal todo aquello que permita una gestión y un control automatizado de una vivienda, con el fin de reducir las emisiones de co2, aumentar la eficiencia energética, la seguridad, accesibilidad y por supuesto la usabilidad.

De este modo, es un edificio inteligente aquél que sus instalaciones y sistemas, ya sean de electricidad, iluminación, climatización, etc, permitan llegar a las soluciones comentadas, y así ensalzar el valor del edificio, a la vez que establecen una total comodidad a la hora de residir en una vivienda. 

La tecnología juega un papel fundamental a la hora de crear casas y edificios inteligentes.
La tecnología juega un papel fundamental a la hora de crear casas y edificios inteligentes.

Así pues, estos edificios nacieron para permitir tomar decisiones saludables y evitar aquellos elementos nocivos que pueden estar más apegados en nuestro día a día. Una buena iluminación, la comodidad de pedir fruta o snacks saludables con la instalación previa de un smart point o tener un sistema integrado de seguridad, hacen que estos edificios se focalicen más de cara a las decisiones del usuario en particular para conseguir una estabilidad y un bienestar común. 

Qué características y soluciones aportan al sector actual 

Como hemos comentado, los smart building son la aglomeración de una serie de instalaciones y sistemas que permiten obtener beneficios y comodidades a la hora de residir o estar en cualquier tipo de edificio.

De este modo, cada edificio smart building debe cumplir con una serie de características o premisas, para que oficialmente pueda establecerse el cambio de edificio convencional a edificio inteligente:

Lo primordial es que sea eficiente con el consumo, con lo cual, algo seguro que debe tener es un sistema de ahorro energético y de agua, para controlar el suministro y no derrochar de forma indebida. 

Por otro lado, la seguridad y la ergonomía también son indispensables. Estos edificios deben contar con sistemas de seguridad innovadores y efectivos, así como ser lugares confortables para sus habitantes y proporcionar una vida más fácil a quien reside en ellos. 

Los accesos con sistema de identificación aportan seguridad extra al edificio.
Los accesos con sistema de identificación aportan seguridad extra al edificio.

Y a su vez, deben ser edificios flexibles y tecnológicos y estar adaptados al cambio y a la constante evolución de la tecnología. Así, se podrán incluir nuevos sistemas y mejoras en el edificio como los Smart Points que antes hemos comentado ligeramente, un sistema universal de taquillas inteligentes que utilizan un código abierto para que cada mensajero pueda entregar tus pedidos de forma gratuita, simplemente ingresando tu código personal, o los servicios de Mayordomo, que se comentaban a lo largo de la entrevista y también daremos detalle a continuación. 

A veces no es un edificio más inteligente por tener instalaciones o un tipo de bombillas más económicas, sino por tener por ejemplo, una pantalla táctil e inteligente como un Smart Point, desde donde se puede acceder a cualquier servicio de la ciudad. Y eso, atrae mucho más, que muchos otros puntos a definir a la hora de ver si un edificio es inteligente o no. 

Función y uso en residenciales 

Hasta ahora hemos hablado de las características que debe reunir un smart building pero, teniendo en cuenta unos objetivos u otros, podremos ver cómo concretamente, si aplicamos la tecnología inventada por el CEO de Mayordomo y protagonista de nuestra entrevista, Tom Selva, que en este caso son los Smart Points, ésta es capaz de cumplir con muchas de las necesidades y es un claro ejemplo de lo que se debería instalar en residenciales para convertir edificios convencionales en smart buildings. 

Los Smart Points, taquillas inteligentes que revalorizan los edificios.
Los Smart Points, taquillas inteligentes que revalorizan los edificios.

Para que te quede claro de lo que es, se conoce por ser la única tecnología que permite que cualquier repartidor del mundo pueda entregar directamente un paquete siguiendo una serie de instrucciones: lo primero es seleccionar que es un repartidor, después se dará a “entregar paquete”, se seleccionará el tamaño y se pondrá el código que aparece en el paquete que se va a entregar, se añadirá la empresa que lo entrega y de este modo se abrirá de forma automática uno de los compartimentos para que el repartidor pueda dejar el paquete.

Una vez le llegue al usuario por su app o por email que ya tiene su paquete disponible, éste podrá venir a recogerlo con el código que le han facilitado y así recibir cualquier cosa.

De este modo, gracias a esta tecnología, los edificios inteligentes podrán hacer más cómoda la estancia de quien residen ahí y además, proporcionar otro tipo de servicios como por ejemplo: que te lleven el coche a la ITV o que te traigan las lentillas, mes a mes, a tu casa. 

Este tipo de servicios es útil para el usuario pero también para el propietario de la vivienda, puesto que, a la hora de alquiler o vender el inmueble, será un punto extra el poder disponer de un “mayordomo virtual” que esté a tu disposición 24h y pueda ofrecerte todo tipo de servicios por un precio global al mes de unos 250 euros. 

El precio es global para el edificio, lo que puede ser que los vecinos se lo repartan o que el propietario quiera darle un valor añadido a su inmueble sin suponer ningún coste a los inquilinos.

Este tipo de sistemas tienen un valor añadido, y en ocasiones sirve para escoger en el proceso de compra, aquel inmueble que gusta mucho pero no convence tanto. Con Mayordomo – Smart Point, si te gusta un piso pero el barrio carece de servicios o comercios cerca, esto puede ser una solución, ya que no será problema porque todo podrás tenerlo en la puerta de tu casa. 

Puedes pedir que te traigan las lentillas, te lleven la ropa a la tintorería o hasta te acerquen el coche a la ITV con los servicios de Mayordomo.
Puedes pedir que te traigan las lentillas, te lleven la ropa a la tintorería o hasta te acerquen el coche a la ITV con los servicios de Mayordomo.

Una tecnología más asequible y que puede dar mucho más valor que si a un edificio se cambia todo el sistema de calefacción, que puede suponer un gasto en total de unos 500.000 euros.

La revalorización de los edificios

Es lógico que, cuanto más inteligente sea un edificio, más valor tendrá, lo que significa que el cambio hacia los smart buildings están suponiendo grandes beneficios para aquellos propietarios que se comprometen a hacer las cosas de manera distinta y más eficiente.

Objetivos a cumplir

Para que un edificio sea inteligente, deben ser como hemos mencionado en los párrafos anteriores, pero también cumplir con una serie de objetivos ambientales, económicos, tecnológicos y arquitectónicos, indispensables para la revalorización de los mismos.

Cuanto más objetivos cumplan, más valor tendrán a posteriori, lo que supone que, además de seguir con las características de ahorro energético, seguridad y ergonomía, y algunos otros puntos más, es muy importante que se tenga en cuenta lo siguiente: 

  • Adquisición de materiales de calidad para crear edificios saludables. 
  • Adaptación e integración del edificio en el contexto en el que se encuentra (zona, barrio, ciudad….) 
  • Reducción de costes y mayor efectividad en el mantenimiento y producción
  • Prolongación de la vida útil del edificio
  • Automatización de instalaciones y maquinarias sostenibles 
  • Integración de servicios y tecnología adaptada a las necesidades del usuario
  • Creación de edificios funcionales y flexibles
  • Maximización del confort y la comodidad del usuario 
  • Y sobre todo, satisfacer las necesidades del inquilino, propietario y quien resida en él. 
Sentirse a gusto en el hogar es el principal objetivo de los smart buildings.
Sentirse a gusto en el hogar es el principal objetivo de los smart buildings.

Preferencias y resultados 

También, cuando un edificio se revaloriza es porque su demanda es más elevada. Así pues, los edificios inteligentes cada vez tienen más éxito y, además de ser los favoritos de los jóvenes, la mayoría de los futuros compradores los acabarán eligiendo.

Con lo cual, teniendo en cuenta estos aspectos y según los datos proporcionados por Tom, podemos decir que los smart buildings tienen una revalorización media de entre un 8% y un 12%, dependiendo de si hablamos de viviendas en venta en Barcelona o Madrid.

Echa un vistazo a las viviendas en venta en Madrid en Kasaz 💚

De este modo, para propietarios que deseen incrementar el valor de sus inmuebles, de forma rápida y efectiva, instalando únicamente un Smart Point, podrán disparar la revalorización de su edificio: solo necesitarás un espacio comunitario y una taquilla inteligente.

Presente vs. Futuro: La evolución de los smart buildings 

Estado actual de los edificios

Aunque haya demasiadas cosas para cambiar y hacer frente a nuevos retos, a día de hoy, la mayoría de los edificios se centran en cuestiones básicas y minúsculas, de las que queda mucho por exprimir para sacar el máximo partido a los beneficios de los smart buildings.

De este modo, en la actualidad, se sigue con la política europea que rige que hemos de seguir reduciendo las emisiones de carbono, ser conscientes de un ahorro energético y de agua y tener en mente el empobrecimiento del planeta si no ponemos de nuestra parte.

Los cambios están presentes aunque hay algunos edificios que se resisten.
Los cambios están presentes aunque hay algunos edificios que se resisten.

También, cada vez más, los materiales de construcción se tienen en cuenta a la hora de edificar y, poco a poco, se van implementando sistemas de mejora con tecnologías y nuevas instalaciones.

Sin embargo, queda mucho por hacer, y aunque el surgimiento de la pandemia ha significado un antes y un después en nuestros hábitos y en nuestra forma de vivir, el proceso será lento y tedioso.

El impacto de la pandemia en los smart buildings y la tecnología

Los momentos de pánico que hemos vivido a causa de la pandemia, nos han hecho ver las cosas de otra manera, y ver cómo la creatividad humana se ve desafiada cuando hay situaciones límites.

Así pues, al ver cómo no era fácil ir a un supermercado o ir a comprar aquello que necesitabas en ese preciso instante, se vio incrementada la compra online, hasta tal punto de haber un boom y un cambio de hábitos importante.

Con los Smart Points no será necesario el contacto directo con los repartidores.
Con los Smart Points no será necesario el contacto directo con los repartidores.

Esto ha hecho que la compra online se haya instalado en nuestras vidas, lo que significa que, tener a mano un edificio inteligente con smart point puede suponer una ventaja para muchos.

Los edificios inteligentes se están volviendo cada vez más indispensables en la vida de los humanos, ya sea por los cambios de hábitos o por los cambios en el planeta que hacen que todo se adapte a la nueva forma de vivir.

Solo hace falta crear una necesidad para cambiar de hábitos y en la próxima generación, los smart buildings será algo esencial.

¿Hacia dónde estamos yendo?

Para que el cambio sea más fructífero, lo primero que debemos hacer es hacer un cambio de visión y tener una responsabilidad no tanto enfocada a los edificios, qué también, pero sino pensando de cara a la ciudad. 

Así pues, teniendo en cuenta esa cuestión, se crearían edificios más inteligentes pensando al mismo tiempo en el beneficio de la ciudad.

Ahora hay mucha gente que sigue desplazándose, creando emisiones de co2 de forma irresponsable, o no teniendo tanta consideración con el deterioro del planeta. Pero ahí está el paso que debemos dar.

La responsabilidad de la ciudad es contra el cambio climático, con lo cual, si queremos conseguir esto, y disfrutando de la vida y la calidad de la misma, en los próximos 10-20 años, incluso en muchas ciudades dentro de 5 años, todos los edificios tienen que empezar a responder a una serie de criterios: ver donde se ubican, qué tipo de tecnologías se utilizan y cómo se puede añadir valor tanto de forma personal como a nivel de ciudad.

La finalidad es que las mejoras que se crean a nivel de usuario se consigan aplicar a nivel de ciudad.
La finalidad es que las mejoras que se crean a nivel de usuario se consigan aplicar a nivel de ciudad.

Pero esto, en el término proptech, la parte de las inmobiliarias y bienes raíces, siempre va más lento, y son las startups las encargadas de generar una serie de cambios y tecnologías que sepan añadir suficiente valor, para que cada propietario cree la necesidad de convertir su edificio convencional en un edificio smart building. 

Ahora estamos en un 1% en las reformas de estos edificios, pero pronto se estima que se llegue a un 5% y cuando así sea, el 10% y todo lo demás, vendrá rodado.

Conclusiones 

A pesar de que el cambio va a ser lento, los smart buildings han llegado para quedarse. El 80% de nuestro tiempo lo pasamos a vivir en una residencia o a trabajar en una oficina, y ahora, con la pandemia, estamos viendo que muchas empresas dan la posibilidad de elegir entre trabajar en casa o en oficina.

Pero, ¿cómo vas a trabajar en casa si ésta no está preparada para ello? La vida está llena de cambios de hábitos, y los edificios deben estar preparados para adaptarse a todo lo que pueda llegar.

Más seguridad, más confort, más ergonomía y mucha más tecnología, y sobre todo, saber siempre ofrecer soluciones a los problemas de quienes residen y hacer edificios adaptados a las necesidades de los usuarios.

Si la persona tiene lo que quiere, se va a quedar. Y los smart buildings pueden contribuir a ofrecer lo que los inquilinos o propietarios buscan y quieren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *