El mercado inmobiliario: Balance del 2020 y proyecciones para el 2021

20/01/2021

author:

Tiempo de lectura: 10 minutos

El mercado inmobiliario también se ha visto afectado por el Covid 19, pero ¿qué se espera de cara a 2021? Descubre todas las proyecciones para 2021 en este artículo y entrevista.

El 2020 ha terminado y su fin, ha supuesto para muchos, un gran alivio.

Las cosas no han sido fáciles y todo el mundo ha pasado por momentos difíciles tanto a nivel personal como profesional. 

Sin embargo, como dice el refrán, después de la tormenta llega la calma y 2021 parece que pretende ser, para todos, un año muy esperanzador.

Con la vacuna en camino y algunos cambios que esperan traer grandes noticias, el 2021 apunta ser un año reparador. Un año donde todos aquellos sectores y servicios que se han visto afectados remonten y vuelvan a llenar sus vidas de ilusión. Y un año para darse cuenta de los errores y beneficiarse de todos los buenos aprendizajes.

Pero para eso, hace falta tirar la vista atrás y ver todo lo ocurrido en 2020, para saber qué puede traernos de nuevo el 2021. Cada sector es un mundo y es cierto que, aunque el sector inmobiliario no se haya visto tan afectado como por ejemplo el turismo o la restauración, se han vivido situaciones inéditas las cuales hay que evaluar. 

Con lo cual, si quieres conocer las proyecciones del sector inmobiliario para este año, sí será un buen momento para invertir en bienes raíces y además, recopilar todo lo vivido en 2020, en relación al sector inmobiliario, en el artículo de hoy, podrás obtener toda esta información.  

Y para ello, hemos entrevistado a Ruth Blanco, Presidenta de la Asociación de Mujeres Profesionales del Sector Inmobiliario (AMPSI) y una experta con mucha trayectoria dentro del mundo inmobiliario. 

¿Te animas a descubrir lo que nos deparará el 2021 en relación a la vivienda? ¡No te pierdas ningún detalle!

Balance del 2020: Un año marcado por la pandemia  

El inicio del 2020: De enero a marzo

Dicen que todos los inicios son buenos y se han de empezar con buen pie, aunque no se sepa que nos deparará el resto de los meses. Y así es como empezamos el 2020 en lo que al sector inmobiliario se refiere. 

Empezamos el año con proyecciones y grandes retos y diversos temas en el punto de mira, los cuales dimos voz en el evento “ Tendencias y Proyecciones del Sector Inmobiliario en 2020” realizado en febrero de 2020 por Kasaz. 

En la jornada, grandes expertos y profesionales del sector debatieron sobre temas como el papel de la tecnología, la convergencia de un criterio unánime con el tema de los okupas y la regulación de las viviendas vacías o si el Gobierno debía regular o no los precios de las viviendas pasando por alto el mercado libres.

El inicio del 2020 y a lo largo del confinamiento las okupaciones en las casas aumentaban
El inicio del 2020 y a lo largo del confinamiento las okupaciones en las casas aumentaban

Estos eran los temas que importaban, sin saber en todo lo que estaba por llegar. 

Por otro lado, cómo comenta nuestra entrevistada de hoy, también se vivieron otros acontecimientos durante el primer trimestre del año: 

En 2019 se empezó a vivir una cierta desaceleración en el incremento de los precios. La crisis del 2008 llegó a su tope y a través de la crisis, desde 2013 hasta 2017 hubo un incremento de precios. 

De este modo, ya en 2019 esto empezó a frenar y, aunque no estábamos a niveles de 2007, sí que el precio de las viviendas sufrió una caída previendo la desaceleración en algunas zonas y la estabilización de los precios en otras, de cara al 2020. 

Y así fue. Empezó 2020 y ya estando preparados con lo que tocaba y podría llegar, las previsiones eran contenciosas. Se esperaban contenciones de precios e incrementos en el número de viviendas en venta. 

El sector inmobiliario y el covid 19

Sin embargo, llega marzo de 2020 y absolutamente todo cambia. Los esquemas y predicciones se van al garete y empiezan a haber cambios. 

El alquiler sufre más que la compraventa

Durante el covid 19 uno de los sectores más castigados ha sido el turístico y hostelero, y esto, una de las situaciones que produce es que el sector turístico se vaya a ceros, los pisos turísticos se conviertan en alquiler de larga duración y los precios de alquiler bajen. 

Aun así, la crisis del coronavirus no afecta a todas las zonas por igual, con lo cual, no se pueden hacer las mismas estimaciones en unas ciudades que en otras o en unas CCAA que en otras. 

Con lo cual, aunque el alquiler haya sufrido más que la compraventa, no en todas zonas se ha visto afectado de igual forma. Cabe decir que en ciudades como Madrid y Barcelona se han sufrido bajadas en torno a un 8%, pero en ciudades menos turísticas ha habido más oferta y menos demanda. De este modo, al haber más viviendas en alquiler, los precios tienden a resentirse. 

Sin embargo, las ciudades que menos bajarán los precios probablemente sean aquellas ciudades de interior o las que no haya ninguna presión turística. 

La compraventa: la evolución de las transacciones durante la crisis sanitaria

En el caso de la compraventa, el Covid también ha dejado huella. 

Se han registrado bajadas ligeras de precios pero en zonas puntuales, porque si analizamos ciudades como Barcelona o Madrid, cada barrio puede suponer unos valores totalmente distintos. 

Viviendas en venta en Barcelona

Es decir, ninguna zona funciona por igual y más en esta época, donde las preferencias de consumo han cambiado por completo. 

Dicho esto, el primer trimestre de 2020 empezaba normal, como empiezan los primeros meses del año de forma común. Enero y febrero es el mes de las nuevas metas y de poner a prueba los nuevos propósitos para el año que inicia, y así se mostraba, natural y sin grandes factores a poner en cuestión. 

En cambio, una vez entramos de lleno en marzo y se declaró el Estado de Alarma, los tres meses siguientes fueron de parón total, con una gran actividad en todo el sector. 

Esto hizo que hubiera una congelación en todas las transacciones que se iban a llevar a cabo, y permitió que meses después, cuando salimos del confinamiento, se generará un incremento de ventas muy importante y de forma generalizada en la mayor parte del territorio. 

Las operaciones que estaban pendientes de inicio de año se pudieron llevar adelante y conseguimos que el mercado inmobiliario diera un respiro y empezará a retomar fuerzas, a pesar de que en el último trimestre, parecía que todo volvería a retroceder con la segunda ola. 

Los daños generados por el Covid 19 en el mercado inmobiliario

Sin lugar a dudas, el covid 19 y el conjunto de toda la crisis sanitaria ha producido grandes daños. Y no solo en el mercado inmobiliario, sino en muchos sectores como hemos comentado anteriormente. 

Como dice Ruth Blanco en la entrevista, a nivel personal, muchos han perdido familiares, amigos y compañeros de trabajo y a nivel profesional, duramente muchos compañeros del sector han tenido que cerrar sus empresas al no tener un colchón que les permitiera aguantar sus infraestructuras durante 3 meses sin ingresos. 

Lo primordial para todos era quedarse en casa
Lo primordial para todos era quedarse en casa.

También, el mercado inmobiliario ha derivado efectos psicológicos ocasionando el síndrome de la crisis sobre el comprador, produciendo ciertos retrasos y miedos a la hora de tomar decisiones. 

Antes los propietarios eran los beneficiarios de los precios que habían, pero ahora la cosa está cambiando. Cada vez reciben ofertas más agresivas por parte de los compradores, y si son de esos que les ha tocado vivir un ERTE o un despido, las necesidades económicas les obligan a vender de forma rápida y bajando precios, y en muchas ocasiones, sin criterio. 

Nuevas oportunidades tras la pandemia 

Por muy mal que haya ido el año, siempre hay algo bueno que contar, y lo más importante es saber fijarse en ello. 

Si nos centramos de nuevo en el sector, podemos ver como una de las primeras ventajas la gran capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías. 

La irrupción de la tecnología cambió un antes y un después en nuestras vidas y, aunque con el paso de los años cada vez las tenemos más presentes en todos los ámbitos y situaciones, hay veces que las dejamos pasar por alto, ya que estamos acostumbrados a lo tradicional. 

El teletrabajo ha sido uno de los grandes cambios ocasionados tras la pandemia
El teletrabajo ha sido uno de los grandes cambios ocasionados tras la pandemia

Sin embargo, en el sector inmobiliario es algo que sabíamos que teníamos que hacer tarde o temprano, pero nos lo tomábamos con calma. Y mira por donde que el Covid 19 ha hecho que aquello que íbamos a hacer en un plazo de unos 2 a 4 años, pudiéramos ser capaces de hacerlo en tan solo 3 meses. 

En tres meses nos hemos adaptado al teletrabajo, las videoconferencias, las firmas digitales, las realidades virtuales, los 360 y mucho más. Y lo mejor de todo es que ya no hay marcha atrás. 

El año de la pandemia: datos y números 

Si analizamos el año de la pandemia con datos y números podemos ver que han habido grandes cambios en comparación a otros años. 

Teniendo en cuenta las transacciones realizadas,  en 2019 se firmaron en torno a unas 570.000 compraventas y en 2020, se han cerrado con 450.000, es decir, unas 120.000 compraventas menos. 

Por otro lado, las zonas que más se han visto afectadas han sido las grandes ciudades. El hecho de no tener un balcón, un árbol, un sitio exterior en las viviendas dee las grandes ciudades ha hecho cambiar los planes a los compradores y el querer huir de las urbes ha hecho que se note más la diferencia entre unas zonas u otras. 

El hecho de no tener balcón o terraza durante el confinamiento ha generado ansiedad y depresión.
El hecho de no tener balcón o terraza durante el confinamiento ha generado ansiedad y depresión.

Nuevas preferencias y consumos a la hora de elegir vivienda

Como comentábamos, el confinamiento ha marcado la vida de todo el mundo y ha hecho que el hogar se convierta en un lugar mucho más apreciado para todos nosotros. 

Ahora nuestro hogar es nuestro templo y no cabe duda que las preferencias de los clientes, en base a eso, ha cambiado. 

Tras el confinamiento, los compradores tienen otros deseos: ahora quieren jardín, terraza, patio, balcón, que sea exterior o que tengan vistas. 

¿Te hubiese gustado pasar el confinamiento en una casa como esta?
¿Te hubiese gustado pasar el confinamiento en una casa como esta?

Ya no se conforman con un bajo interior y sin balcón, y prefieren renunciar al ascensor que a vivir de nuevo en un claustro. 

Por otro lado, la visión a la hora de buscar una casa también ha cambiado. Hay personas que ahora buscan un refugio, una casa en un pueblecito pequeño, una finca rústica o una masía… Es decir, cualquier tipología de vivienda que le permita tener un entorno natural y cierto espacio a su alcance. 

Y de este modo, los destinos también han cambiado. Ahora se busca más el vivir en zonas limítrofes o colindantes a las grandes ciudades. Gracias al teletrabajo o como consecuencia de éste, la gente está buscando viviendas en núcleos urbanos a una hora e incluso dos horas de distancia de las grandes ciudades, como el caso de Guadalajara o Toledo, que son ciudades dormitorios, pero ahora cada vez, están consiguiendo más interés. 

Lo que se busca ahora, de forma generalizada es un lugar donde te puedas sentir agusto y en paz. Donde puedas respirar y hacer vida sin sentirte angustiado en caso de confinamiento y favoreciendo mucho más los espacios abiertos. 

Ahora, si tienes buenos medios de transporte y buenas comunicaciones, además de buen acceso a internet y contacto, el lugar es lo de menos. 

Las proyecciones para 2021 

Lo esperado para este nuevo año

Después del balance realizado para ver cómo fue 2020 toca centrarse en lo que viene ahora. 

Inicia el 2021 con esperanza y una vacuna en proceso que determinará el inicio del fin de la pandemia, pero aún así se siente un ambiente de incertidumbre y por eso queremos saber qué pasará este nuevo año. 

La presidenta de AMPSI, en la entrevista nos comentaba sus predicciones, donde ella cree previsiblemente que, con la bajada de precios, el fin de los ERTES, el aumento del paro y viendo como evoluciona el Covid y la economía, muchas familias no van a tener más remedio que poner sus viviendas a la venta.

Las ventas se dispararán en consecuencia a los problemas económicos.
Las ventas se dispararán en consecuencia a los problemas económicos.

Esto por otro lado ocasionará un incremento en la oferta de las viviendas, barajando un aumento en el total de compraventas realizadas en 2021 en torno a unas 480.000, unas 30.000 más en total, en comparación con valores del 2020. 

Con lo cual, aunque seguiremos por debajo de los valores de 2019, donde se vendieron 570.000 viviendas al finalizar el año, se espera ir remontando poco a poco. 

¿Es 2021 un buen momento para invertir en bienes raíces? 

Aunque mucha gente aún tiene el miedo de poder sufrir otro confinamiento similar al de marzo, lo cierto es que si vienen grandes peligros, vendrán los próximos meses, y tampoco dependerá solo de la crisis sanitaria del coronavirus. 

Hay muchos más factores que influyen y una de ellas es la crisis económica global y la inestabilidad política, que hace que la toma de decisiones queden paralizadas. 

Sin embargo, si te preguntas si 2021 será un buen año para invertir en bienes raíces, la respuesta es sí. 

Será un buen año para invertir y optar por nuevas preferencias
Será un buen año para invertir y optar por nuevas preferencias

2021 será un momento fantástico para comprar vivienda, y no solo lo dicen los expertos como Ruth Blanco, sino que también se puede ver reflejado con lo que dice el último Informe de la Actualización del Plan de Estabilidad que el Gobierno da a la Comisión Europea. En ese documento se podía ver plasmado como hasta 2022, la vivienda será un determinante estructural del crecimiento económico español, lo que significa que, si antes el turismo era el motor número 1 del PIB a nivel nacional, ahora es la vivienda quien ocupa este número 1.

Además, hay que incluir que la crisis que estamos viviendo ahora no es como la anterior que era una crisis estructural, lo que hace que el potencial del sector inmobiliario se quede intacto y con algunas nuevas oportunidades como por ejemplo: 

  • La bajada de precios
  • Algunos locales convertidos en viviendas 
  • Mayor oferta de viviendas
  • Incremento de precios del alquiler y mayor deseo por la compraventa
  • Precios de las viviendas contenidos

Con lo cual, con estas nuevas oportunidades que se plantean, teniendo en cuenta que el interés del dinero está a niveles muy bajos y viendo un poco la evolución del mercado inmobiliario, el 2021 se puede convertir en un buen año para invertir en vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *