Compradores

El momento de elegir la hipoteca: ¿Fija, variable o mixta? 

12/01/2022

author:

Tiempo de lectura: 5 minutos

Entrar en el ámbito de las hipotecas es todo un mundo, pero si a la hora de elegir la hipoteca sabes bien si escoger la fija, mixta o variable, ya tendrás mucho ganado.

Si estás en pleno proceso de compra venta de una vivienda y te encuentras en el punto de elegir la hipoteca, has llegado al sitio adecuado. 

Comprar una casa no es tan sencillo como parece, pues además de buscar y buscar hasta encontrar el piso de tus sueños, tienes que afrontar decisiones importantes para que luego no salgas perjudicado con el paso de los años. 

Ya ves que el mundo de las hipotecas es bastante completo y hay múltiples factores más a tener en cuenta como la elección del banco, el contrato del préstamo y la garantía hipotecaria, el porcentaje de financiación y una serie de cláusulas y amortizaciones que no se pueden pasar por alto… pero esta vez queremos ceñirnos únicamente en explicar las diferencias entre los 3 tipos de hipotecas que existen.

De este modo, si aprendes a cómo elegir la mejor hipoteca y conoces bien qué tipo de interés es el que te corresponde más, te aseguro que tendrás mucho ganado. 

Descarga gratis la guía completa sobre «Cómo pedir tu hipoteca en 8 pasos»

Hipoteca mixta, fija o variable. ¿Con cúal te quedas?

¿Será la fija, la mixta o la variable? Sigue leyendo y descubre la que es mejor para ti.

¿Qué tipo de hipoteca es la que me corresponde más? 

Tanto si solo estás curioseando sobre el tema, como si casi tienes todo apunto para firmar la hipoteca pero necesitas contrastar un poco más la información sobre los distintos tipos que hay, es importante que sepas distinguir a la perfección entre la hipoteca fija, variable o mixta pues una correcta elección puede suponerte muchas facilidades en un futuro. 

La hipoteca fija

La hipoteca fija es aquella que va a tener el mismo tipo de interés a lo largo de todo el préstamo, lo que significa que la cuota mensual no variará y siempre se pagará la misma cantidad. 

Así pues, cuando se pacte con el banco en el momento de la firma el tipo de interés a tener en cuenta en todo el préstamo hipotecario, es decir, lo que el banco cobra por prestar su dinero, se establecerá la cuota a pagar mes a mes, sin depender de índices de referencia, ni fluctuaciones de los mercados financieros.

Este es el tipo de hipoteca más solicitado y el que suele dar más seguridad, ya que pase lo que pase, el comprador sabrá en todo momento la mensualidad a pagar. 

La suelen solicitar perfiles más conservadores, de mediana edad y con trabajos estables o con situaciones económicas que no parecen cambiar a lo largo de los años. Son perfiles que prefieren no arriesgar y saber con total seguridad que su tipo de interés no variará, ni para bien, ni para mal. 

La hipoteca variable 

En el lado contrario encontramos la hipoteca variable, que sería aquella que tiene cuotas que varían y fluctúan en función de las subidas y bajadas del Euribor. 

Aquí hay dos cosas a tener en cuenta ya que el interés que se pacta con la entidad bancaria, suele ser fijo, pero luego está el interés que cambia y varía según el índice de referencia.

De este modo, todo aquel que contrata una hipoteca variable ha de saber que habrá momentos en los que ganará, pero hay algunos momentos en los que perderá. La cuota mensual a pagar puede ir a la alza o a la baja según pasen los meses, pero cuando se contrata una hipoteca variable es porque hay muchas posibilidades de que se pueda beneficiar el comprador de la vivienda, con bajos tipos de interés. 

Para acertar en esto se debe conocer muy bien el mercado financiero, tener un buen asesoramiento y no tener miedo a arriesgar.

Los perfiles que más se asocian con este tipo de hipoteca suelen ser compradores jóvenes, con un buen futuro laboral, donde se pueden plantear subidas de salarios y cuidar de mejor forma la salud financiera. 

Clicka en el banner y encuentra tu piso ideal en Kasaz.

La hipoteca mixta

Y como su nombre indica, por último tenemos aquella hipoteca que combina las dos variantes anteriores: un mix entre la hipoteca fija y variable.

Normalmente suelen tener un primer tramo con un interés fijo, lo que significa que en los primeros años, ya sea hasta el tercer año o hasta el diez, la cuota a pagar será siempre la misma. 

Eso será a pactar con el banco en cuestión y luego ya pasaría a seguir con las características de una hipoteca variable, teniendo un tipo de interés que fluctúan según los valores del Euribor.

Lo bueno de combinar los dos tipos es que si se contrata la hipoteca mixta, el tipo de interés fijo será más beneficioso que el que se podría tener en una hipoteca fija y el tipo de interés variable también podría tener mejores resultados siempre y cuando hubiera una subida temprana del Euribor.

Los perfiles que suelen preferir este tipo de hipoteca suelen ser personas con gran solvencia y seguridad laboral, y también con un buen colchón de ahorros por si hubiera cualquier imprevisto.  

Haz click en el banner y consigue tu mejor hipoteca.

El tipo de interés: la principal diferencia entre las tres variantes

Una vez vista la definición de los tres tipos de hipoteca, se puede ver que la principal diferencia entre ellas es el tipo de interés que se les aplica y a su vez, las condiciones que ofrece cada entidad bancaria para cada uno de esos productos. 

Así pues, para elegir de la mejor forma qué tipo de hipoteca se adapta más a ti, se tiene que analizar detenidamente el tipo de interés, el plazo de amortización y la cuota mensual a pagar. 

Pero como se ha visto anteriormente, tampoco se puede pasar por alto factores como la edad, la situación laboral, económica y familiar de quien solicita el préstamo, el contexto económico en el que se encuentran y por supuesto, la clase de vivienda que se va a financiar.

Las principales diferencias entre los 3 tipos de hipotecas
Las principales diferencias entre los 3 tipos de hipotecas

¿Existe una hipoteca mejor que otra?

Después de ver las diferencias y conocer las características de cada una de ellas, si te preguntas qué tipo de hipoteca es mejor, nuestra respuesta es sencilla: No existe una mejor que otra, ya que todo dependerá de la situación económica, laboral y familiar de cada persona en concreto. 

No se puede determinar lo que pasará con los tipos de interés ni mucho menos con qué tipo de hipoteca se puede llegar a pagar menos, por lo tanto, nosotros lo que te aconsejamos es que determines cuál te encaja más según tu estilo de vida y tu capacidad económica. 

  • La hipoteca fija te corresponderá si buscas tranquilidad y quieres saber con total certeza lo que pagarás de cuota cada mes.
  • La hipoteca variable será para ti si los primeros meses de hipoteca quieres pagar menos y no te supone un impedimento caer en el riesgo de tener que pagar más algún que otro mes.
  • La hipoteca mixta se adaptará a ti en el caso que quieras pagar menos tipos de interés que en una hipoteca fija, pero aún así ver qué pasará con los posibles cambios del Euribor. 

Sea cual sea tu decisión a la hora de elegir la hipoteca, esperemos que sea lo más adecuado para ti. 

Busca, navega y encuentra el piso de tus sueños en Kasaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *