Compradores

Cómo elegir la casa ideal: 10 tips para acertar en tu compra

22/11/2021

author:

Tiempo de lectura: 9 minutos

Si ya has decidido que quieres comprar una vivienda, es el momento de conocer los mejores consejos para saber cómo elegir la casa ideal. Sigue las recomendaciones y acierta en tu compra.

Encontrar el piso ideal no es fácil. Es una tarea que lleva largos momentos de búsqueda interminable que puede prolongarse durante horas, días y hasta incluso meses.

Y es que el ser humano, en muchas ocasiones es más perfeccionista de lo que pensamos, pero es que ante una ocasión así, es lógico que lo seamos. Comprar piso es una de las decisiones más importantes de nuestra vida, y más vale buscar bien, que no ir rápido y luego lamentarse.

Por este motivo, queremos ayudarte a tomar una correcta decisión teniendo en cuenta estos 10 puntos clave para saber cómo elegir la casa ideal y así, poder acercarte al máximo a lo que estás buscando. 

La casa ideal siempre suele tener piscina.
La casa ideal siempre suele tener piscina.

¿Qué debes tener en cuenta al definir la casa que buscas? 

Ahora que ya tienes claro el primer punto sobre los 10 primeros pasos para comprar una vivienda, que es decidir si comprar un piso o vivir de alquiler, debes empezar a pensar en tu nuevo hogar y elegir cómo quieres que sea.

En este punto has de ser muy sensato y pensar realmente en lo que te puedes permitir. Todo el mundo soñamos con la casa de nuestros sueños, pero en la mayoría de los casos, la realidad es otra y nos toca adaptarnos a nuestro estilo y nivel de vida.

Así pues, sea cuál sea tu situación económica y tus preferencias, para saber cómo elegir la casa ideal, deberás tener en cuenta estos 10 puntos clave: 

1 – La ubicación de la vivienda

¿Dónde me gustaría que se ubicará la casa? Esta es la principal pregunta que debemos hacernos cuando nos decidimos a comprar una vivienda, ya que la ubicación del inmueble determinará muchos de los puntos que vienen a continuación.

Si quieres comprar un piso en la zona donde resides actualmente, ya tendrás mucho ganado, porque conocerás el barrio o el pueblo a la perfección, y sabrás de primera mano qué servicios y comercios tiene, cómo es su gente, con qué infraestructuras cuenta y qué medios de transporte puede facilitar a sus ciudadanos.

Pero si no es tu caso y decides mudarte a otro pueblo o barrio, ya sea porque los precios son más baratos, porqué tengas familia cerca o porque quieres un cambio de aire, entonces va a tocar que investigues un poco la zona para luego no llevarte decepciones.

Nosotros te recomendamos que pases un par de días en ese lugar, alrededor de la casa en cuestión e investigues como es la vida ahí. ¿Tienes colegios, centros de salud, supermercados y transporte cerca? ¿Te va bien vivir apartado de la ciudad?

Sea cual sea tu preferencia, asegúrate de qué tomas una buena decisión. 

2 – El precio del inmueble

El precio es otro de los detonantes a la hora de elegir qué vivienda comprar. Según con qué presupuesto cuentes podrás permitirte un tipo de inmueble u otro, así que, para conocer aproximadamente cuánto puedes gastarte en una vivienda, deberás hacerte a priori estas preguntas:

¿Cuánto dinero tengo ahorrado? ¿Cuánto dinero me pueden prestar familiares o amigos? ¿Estoy dispuesto a gastarme todo lo ahorrado o prefiero guardar un poco y solo disponer de una parte? ¿Qué tipo de hipoteca puede darme el banco..: un 80%, 90% o 100%? 

Teniendo en cuenta estas preguntas y respondiendo con sinceridad podrás saber de una forma estimada cuál es tu presupuesto para comprarte una casa.

Los ahorros que tengan determinarán el presupuesto que te puedes gastar para comprar una vivienda.
Los ahorros que tengan determinarán el presupuesto que te puedes gastar para comprar una vivienda.

Nuestro consejo es que te asegures bien qué tipo de hipoteca pueden darte, porque para la entrada no será lo mismo dar un 20% o que te financien casi al 100% el valor del inmueble. Y también fíjate bien en qué cuota te quedaría luego para pagar.

No sirve de nada que ahora estés pagando un alquiler de unos 400 y te embarques en una hipoteca de 700. Hay que pensar con cabeza, a largo plazo y siempre teniendo en cuenta nuestra posibilidades. 

Y luego ten en cuenta que se han de sumar gastos extras, y tener un retén o un colchón de dinero ahorrado por lo que pueda pasar. Piensa que comprar una casa no es sinónimo de quedarse sin nada de dinero. ¡No pongas en riesgo tu situación financiera!

3 – El tipo de vivienda 

Al definir cuánto presupuesto tienes para la compra de una vivienda, en segundo plano también estás definiendo que tipo de vivienda elegirás.

Dentro de las posibilidades que hay, los pisos convencionales son normalmente más económicos que las casas o chalets, o los famosos áticos y dúplex. Pero eso muchas veces, su valor viene determinado de donde se encuentre la vivienda.

Pongamos el ejemplo de la ciudad Condal: Si quieres vivir en la capital catalana, probablemente te sea más económico comprar un piso en Horta que no comprar un ático en Barcelona. Y lo mismo con las casas o chalets. Si te planteas comprar una casa en Pedralbes, el presupuesto se disparará.

Sin embargo, hay mucha gente que le da igual la ubicación pero le dan más importancia al tipo de vivienda, por su manera de vivir o porque buscan una serie de requerimientos que normalmente solo se encuentran en las casas o pisos, dependiendo de su preferencia.

Por ejemplo, una familia que tiene tres hijos, dos coches, un perro y varias pertenencias, quizás prefieren vivir en una casa del Maresme que puede costar lo mismo que un piso en el barrio Sagrada Familia. 

Todo dependerá de lo que busquen, pero es importante definir esto en tus primeros momentos de búsqueda.

4 – El número de personas que habitarán y el uso de la vivienda

Acabamos de hacer mención de esto, pero es importante volverlo a remarcar. No es lo mismo comprar un piso para una pareja jóven, que para una pareja recién casada con planes de futuro e hijos, o para una familia que se plantea comprar un inmueble con tres hijos.

Es muy importante elegir la casa en función de las personas que vivirán en ella.
Es muy importante elegir la casa en función de las personas que vivirán en ella.

Tampoco será lo mismo comprar una vivienda para invertir, que para residir en ella o para tenerla como segunda residencia.

Sea la opción que sea la que desees elegir, piensa bien en estos factores porque podrá determinar el siguiente punto que viene a continuación.

5 – La superficie y la distribución

Ha llegado el momento de empezar a adornar la casa. Si has fijado ya un presupuesto, has elegido la ubicación, sabés para qué y para quién será la vivienda y qué tipo de inmueble quieres, es hora de empezar a establecer qué filtros son tus favoritos.

Como sabes, a la hora de buscar un inmueble en Kasaz o en cualquier otro de los portales inmobiliarios que existen, tienes que filtrar por tus preferencias para que te aparezcan los inmuebles que se ajusten más a lo que buscas.

Sin embargo, no podrás escoger esos filtros sin antes tener claro qué quieres para tu hogar. En este sentido es importante que razones cuál sería la superficie idónea para tu casa nueva o qué distribución sería la perfecta para ti.

Hay compradores que tienen muy claros estos estándares y hay otros que son más flexibles, porque como hemos dicho, a la hora de la verdad, luego cuesta cuadrar todas nuestras preferencias.

No obstante, tener un baremos claro de qué metros cuadrados serían los ideales para nuestro hogar, cuántas habitaciones necesitamos, y qué tipo de distribución queremos, ayudará a acertar con nuestra decisión final.

Aquí nosotros te recomendamos que pienses en el futuro y tengas muy claro qué uso le darás a la vivienda. No te vengas arriba teniendo “habitaciones vacías de invitados” o “un cuarto para los nietos por si vienen”. Es tu casa y has de ser realista y pensar en ti y en tu conveniencia por qué quién vivirá ahí serás tú y no los demás. 

6 – La altura y la orientación del inmueble

Genial. Hasta aquí hemos hablado sobre los puntos más clave para saber cómo elegir la casa ideal. Pero aquí no acaba todo, ya que aún existen otros puntos importantes para acabar de definir la casa que buscas.

En este párrafo vamos a hablar de la importancia de la altura y la orientación. En ocasiones son dos factores en los que la gente no se suele fijar, pero la verdad es que son imprescindibles para una buena calidad de vida.

La altura significa en qué piso se encuentra la vivienda. Eso de primeras puede no tener tanta importancia, pero te diré que los primeros o las plantas altas son las más demandadas.

Los áticos y las plantas altas son las viviendas más demandadas.
Los áticos y las plantas altas son las viviendas más demandadas.

Imagínate que el edificio no tiene ascensor, pero el inmueble te encanta. Quizás si es una planta baja o un primero te lo acabarías quedando, pero a lo mejor si es un cuarto sin ascensor, tu decisión seguro que cambiaría.

Y lo mismo pasa con la orientación. Es importante conocer qué orientación tiene el piso que vas a comprar porque así podrás tener más sol e inviernos más cálidos, o por el contrario, menos sol e inviernos más fríos.

También depende de cómo se ubique podrás tener sol o sombra a unas horas determinadas del día. ¿No crees que es importante tener luz solar para vivir? Pues toma nota de este punto clave. 

7 – El estado de la vivienda

Otro punto clave que no podíamos dejar pasar por alto es el estado de la vivienda. Para definir la casa que buscas deberás tener en cuenta si quieres una vivienda de obra nueva, de segunda mano, a reformar o reformada.

Algunas veces los compradores tienen claro que por ejemplo prefieren estrenar la vivienda ellos y quieren comprar una casa de obra nueva, pero otras veces, no les queda más remedio que amoldarse a lo que hay en el mercado.

Si tienes un presupuesto marcado muy ajustado, quizás solo tienes opción a comprar un inmueble de segunda mano o a reformar, pero eso en ocasiones también puede ser una ventaja: compras más barato y con el paso del tiempo vas reformando tu hogar a tu gusto y a tu tiempo.

Por este motivo, decidir cómo quieres que sea la vivienda según su estado dependerá del presupuesto y del uso que le des a la casa.

Por ejemplo, si quieres una vivienda para alquilarla recién comprada, quizás te da igual que sea vieja o esté un poco deteriorada, porque lo más probable es que puedas alquilarla igual.

Sin embargo, si la vivienda que vas a comprar está pensada para vivir en ella, seguro que eres más perfeccionista y buscas que esté lo mejor posible.

Baraja los pros y contras de cada opción y decide si quieres una casa nueva, de segunda mano o a reformar. 

8 – Las características extras

Comprar un piso muchas veces es como comprarse un coche. Puedes tirar con un coche sencillo (porque te va a llevar a los lugares igual), pero siempre prefieres un coche bonito y con todo tipo de extras.

Pues lo mismo pasa con una vivienda. En ocasiones pensamos: ¿Pero para qué necesito más si aquí ya puedo vivir bien y puedo ahorrarme 50 mil euros en la compra? Pero luego acabamos haciendo todo lo contrario.

Con la pandemia nos hemos dado cuenta de que el hogar es lo más importante que tenemos: es nuestro templo, nuestro refugio y donde más cómodos nos sentimos y eso debe reflejarse luego a la hora de decidir con qué piso te quedas.

Ya no vale comprarse un piso sin balcón, pequeño y casi sin ninguna comodidad. Ahora los hábitos de consumo han cambiado y la gente busca sentirse bien en su propio hogar.

Por este motivo, a la hora de comprar vivienda ten en cuenta algunos extras que pueden ser prescindibles, pero mejor tenerlos porque te van a dar mejor calidad de vida, mejor bienestar y mejor comodidad a la larga.

El parking, el ascensor y la terraza son los favoritos. Pero si ya le sumas que tenga trastero, una piscina y domótica instalada ya es la bomba.

De nuevo piensa en tus preferencias y en tu presupuesto pero no escatimes en comodidad. 

Los mejores pisos con terraza de Madrid 💜

9 – Las instalaciones y acabados

Todo el mundo quiere que su casa sea lo más moderna, accesible o tecnológica posible. Y además, a día de hoy, desees lo que desees, se lo podrás poner.

La tecnología ha permitido que las viviendas estén totalmente hechas al deseo del consumidor, y si te lo puedes permitir, podrás poner todas las instalaciones, acabados o materiales que quieras.

No obstante, en ocasiones no es tan fácil como merece y hemos de adaptarnos a lo que hay, pero antes de conformarnos con lo primero que vemos, establece prioridades como que por ejemplo tenga: la ITE pasada, el certificado de eficiencia energético con un nivel adecuado, la cédula de habitabilidad, las instalaciones puestas al día y estructuras en buen estado.

Fíjate en lo primordial y escoge una vivienda que lo tenga todo en orden. 

10 – Imagínate viviendo en ella

Cuando vas a ver una casa, lo primero que se te tiene que pasar por la mente, antes de empezar a hacer las preguntas obligatorias e indispensables al vendedor de la vivienda, es sí te imaginas viviendo en ella.

Si una casa de primeras te entra por los ojos, ya sea solo con la primera impresión viendo sus fotografías a través del anuncio donde estaba publicada o teniendo el primer contacto con ella, y te imaginas viviendo en ella, eso es buena señal.

En cambio si tu vas a una casa, solo le sacas pegas y no te acaba de encajar, difícilmente te podrás imaginar cocinando en su cocina o pasando horas y horas en el salón.

Si te ves viviendo en la casa que vas a visitar, probablemente podrá ser tu casa ideal.
Si te ves viviendo en la casa que vas a visitar, probablemente podrá ser tu casa ideal.

Por eso, este punto, aunque sea el último de la lista es tan importante como cualquier otro, porque si no estás agusto o no te imaginas viviendo en esa casa, dudo que pueda ser tu elegida como la casa ideal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *