Historias de Casa

Cómo decorar tu casa para San Valentín

12/02/2021

author:

Tiempo de lectura: 11 minutos

Disfruta del día del amor con tu pareja sin salir a la calle y descubre cómo decorar tu casa para San Valentín.

Si cada mes del año tiene una fiesta o algún motivo de celebración, no cabe duda que febrero es el mes del amor. 

Y aunque tuvimos la suerte de poderlo disfrutar el año pasado sin ningún tipo de restricción, ya fuera viajando, comiendo o cenando en tu restaurante favorito de la ciudad o dando un paseo con la luz de la luna, este año parece ser que toca adaptarnos de nuevo y pasar gran parte del día de San Valentín en casa. 

Disfruta del día de San Valentín en casa
Disfruta del día de San Valentín en casa

Por eso, como nos importa que tu hogar luzca siempre de la mejor manera, hemos preparado este artículo con 10 ideas y recomendaciones sobre cómo decorar tu casa para San Valentín. 

Verás como así, pasarlo en casa tiene sus partes positivas. Solo necesitas un poco de imaginación y mucho mucho amor para compartir con quién más quieres. 

¿Estás preparado? ¡Atento a los consejos!

10 ideas para pasar un bonito San Valentín en casa

1. Pétalos en la cama, típico pero acertado 

Si quieres un acierto seguro para triunfar en la noche de San Valentín, uno de nuestros consejos que año tras año no falla son los pétalos de rosas en la cama. 

Puede parecer muy típico, pero.. si no lo has hecho aún ninguna vez, podría ser un buen momento para hacerlo ¿no? 

De este modo piensa en una figura bonita para resaltar con los pétalos y deja fluir tu imaginación: ¿qué tal un gran corazón en vuestro lecho o vuestras iniciales jurándose amor por siempre? 

Sin duda es un detalle bonito y fácil de hacer. Busca por internet como por ejemplo en Amazon, y encontrarás diversidad de modelos, colores y estilos de estos famosos pétalos. 

Y sino, prueba en buscarlos en el todo a cien de tu pueblo o barrio, ¡ahí puede que también tengan!

Un corazón realizado con pétalos de rosa.
Un corazón realizado con pétalos de rosa.

Inspírate en esta imagen y saca tu lado artístico. 

2. Entona el ambiente con luz tenue y velas 

Si fueras a un restaurante o a un hotel para el día de San Valentín, probablemente se notaría en el ambiente que vas a celebrar el amor, y se podría distinguir de otras veladas o planes, como por ejemplo, un fin de semana con niños. 

Por eso, en casa también es importante que consigas crear un ambiente adecuado para la ocasión, y para ello, hay tres factores clave para desarrollar 3 de nuestros 5 sentidos, que son: la luz, el olor y la música. 

Para conseguir una luz tenue, apaga aquellas luces que sean más potentes o que tengan una luz blanca más incandescente y quédate con aquellas bombillas que tengan una luz más cálida. 

Esa puede ser la luz perfecta para la hora de cenar, donde además puedes decorar la mesa con velas ideales para crear una velada romántica, como veremos en uno de los puntos de a continuación.

Decoración con velas y toques románticos para San Valentín

Sin embargo, a la hora de ir a dormir o cuando quieras mostrar tus dotes artísticos con el detalle de los pétalos de rosa, ahí es el lugar ideal para poner velas. 

Además, si consigues hacerte con esas velas blancas pequeñas, podrás crear figuras o mensajes que sacarán una sonrisa al que lo lea. 

Asimismo, para activar el sentido del olfato y el oído, haz que suene durante la velada música romántica de fondo o vuestra lista de Spotify con vuestras canciones favoritas, y pon velas aromáticas o incienso. ¡Verás cómo consigues crear el ambiente que deseabas!

3. Un comedor romántico y amoroso

Hemos hablado de la luz tenue y las velas para crear una atmósfera romántica en distintas partes de tu hogar, pero…¿cómo podemos hacer qué el comedor luzca y desprenda amor con tan solo mirarlo? 

Pues de forma muy sencilla. A nosotros se nos ocurre coger un jarrón de esos que tienes olvidados en una de las estanterías de tu casa y llenarlo con un ramo de rosas rojas. 

Como sabes, las rosas rojas son el más puro símbolo de amor y tanto si las regalas como si las usas para adornar, fascinaran a cualquiera. 

Además, puedes complementar el ramo y poner a su lado, un sobre bonito donde en su interior haya, por ejemplo, una cartulina de color pastel, para que puedas escribir una bonita dedicatoria de amor a tu amado o amada. 

Por otro lado, existen diversas cintas o guirnaldas con mensajes de lo más cariñosos, que pueden ser un complemento perfecto para decorar tu romántico salón. 

Y cómo puedes apreciar en la foto, los globos también pueden sumar puntos. 

Si eres de aquellos que les gusta mostrar su amor por todos los lados, y también en las redes sociales como Instagram, una foto con globos en forma de corazón o con mensajes con palabras “love”, puede quedar perfecta para enmarcar y al mismo tiempo, sorprender a tu pareja, cuando vea que le has preparado todo este escenario digno de película romántica.

4. La mesa perfecta para una cita especial 

Da igual si lleváis dos meses o 10 años de noviazgo, porque lo importante es conseguir que el día de San Valentín sea especial para la pareja. 

Por eso, ya que no podrás disfrutar de una buena cena en tu restaurante favorito, crea la mesa perfecta para una cena deliciosa y casera. 

Para ello solo deberás sacar aquella vajilla que te regaló tu suegra para ocasiones especiales y vestir la mesa: 

Los manteles blancos suelen ser los que quedan más finos y elegantes, y si ya le vas a poner color en la vajilla o con otro tipo de decoración, es el que sin duda, mejor quedará. 

Cuando tengas el mantel puesto, es momento de cuidar todos los detalles: pon en el centro una bonita flor o deja en los laterales dos tallos de ese ramo de rosas que le has regalado a tu amado/a, y complementa la mesa con velas. 

A diferencia de las velas citadas en el párrafo anterior, en este caso será mejor escoger las alargadas. Así conseguirás una cena a la luz de las velas para llenar de magia toda la velada. 

Celebra San Valentín con tu pareja con una bonita cena romántica en casa.
Celebra San Valentín con tu pareja con una bonita cena romántica en casa.

Y si eres un romanticón empedernido, a la hora de poner la bebida en la mesa, pon dos botellas: la de vuestro vino favorito, y una con un mensaje en su interior. 

Para ponerlo tan solo deberás escribir en una hoja tus escritos más sentidos, enrollarlo, quemar las puntas como si de un pergamino se tratase y usar un hilo o cuerda fina para cerrar el escrito con una lazada. Eso sí, dejaselo fácil y asegúrate de que se pueda sacar con comodidad. 

5. Conquístale por el estómago

Está claro que ya os tenéis conquistados por el corazón, y no cabe duda que el amor se huele por todos los rincones de la casa, pero… ¿qué tal se os da eso de cocinar? 

Cómo has visto, si sigues nuestros consejos tendrás un comedor de ensueño y una mesa preparadísima para la velada perfecta, pero sin comida, la cita puede ser un fracaso. 

Así que cómo no queremos que eso pase, tocará ponerse manos a la obra y encender los fogones. Y no, no vale eso de “yo no sé cocinar” o “prefiero pedir comida preparada”, porque un día es un día y ahora con Youtube o Instagram y con las miles y miles de recetas fáciles que circulan por la web, nadie tiene excusa para decir que no sabe cocinar. 

Yo te propongo estas recetas especiales para el día de San Valentín, y ahora está en tus manos si sorprendes a tu pareja con la comida o le propones el plan de cocinar juntos, que oye, ¡también puede ser muy divertido!

6. Un baño muy “pomposo”

Después de darte ideas para decorar el salón y el dormitorio, se nos ha ocurrido seguir con el romanticismo hasta el cuarto de baño. 

Pero eso solo será factible si tienes una bañera. Si estás de suerte y cuentas con bañera en tu piso o casa, acaba el día de la mejor forma posible con un baño de espuma para dos. 

Y esta es una buena idea si te ha pillado el toro y no sabes que hacerle a tu pareja el día de San Valentín, porque en 5 minutos puedes tener preparado un baño de ensueño y con muchas pompas para acabar el día relajados y con un extra de mimos. 

Es muy fácil, dile a tu pareja que vas al baño y encierrate a prepararle esta sorpresa: llena la bañera con agua caliente y pon mucho jabón para crear burbujas. 

Cuando esté listo, llena el mármol del lavabo con velas pequeñitas, tira pétalos de rosas en el interior de la bañera y por los alrededores, consigue dos copas de cava y champagne, y pon un bol con fresas en una esquina de la bañera. 

¡Te aseguro que le encantará! Y si quieres conseguir una bañera de película, prueba con estas bolas de colores que te enseñamos en la foto. ¡Verás el resultado!

Bolas para crear colores y burbujas en la bañera.
Bolas para crear colores y burbujas en la bañera.

7. Manualidades a los 30… ¿y por qué no? 

Si daba igual el tiempo que llevaráis juntos, también da igual la edad que tengas para celebrar San Valentín. 

De nada vale pensar que tienes 30 o 40 años y ya no estás para estas historias, porque parece mentira pero es el momento que más se necesita hacer estas cosas: revivir la llama del amor, darle una sorpresa a tu mujer o marido, y sentir que aunque los años pasen, la ilusión sigue presente en vuestras vidas. 

Por este motivo, otra de las ideas o recomendaciones en la lista de hoy, es la de realizar manualidades. Y otra vez pienso que la edad no importa. 

Si te ha gustado la idea de la bañera, ¿por qué no pruebas a hacer tus propias bombas de corazón? Con este sencillo video, te será muy fácil hacerlas. 

Ya ves que si navegas un poco por Internet, puedes encontrar mil y una manualidad para hacer en un día como el de San Valentín. Aunque si no tienes mucho tiempo, y quieres alguna cosa más sencillita, prueba con hacerle alguna postal o tarjeta de felicitación. ¡Eso también lo valorará!

8. Dile lo mucho que le quieres, en post-its

Siguiendo con los detalles para el día de San Valentín, si ese día estás más inspirado de los normal y tienes un poquito de tiempo, atento con esta idea: 

Ves a tu papelería o a tu todo a cien más cercano y compra un blog de post-its, pero procura que tengan forma de corazón, ya que como sabes todos los detalles cuentan. 

Cuando los tengas, piensa palabras o frases cortas que pueden gustarle a tu amado/a, o tan solo, dejate llevar y pon todo lo que te gusta de él o ella. 

De este modo verás como pueden salirte muchos papelitos con mensajes bonitos capaces de alegrar el día a cualquiera. 

Tampoco hace falta que sean muy muy elaborados, pues la idea es llenar las máximas paredes de la casa que puedas. 

Por ejemplo, para que te hagas una idea de lo que te digo o te inspires a escribir, puedes poner lo siguiente: 

  • Gracias por ser como eres
  • Te amo
  • Lo eres todo para mi
  • Me encanta tu sonrisa

Y así, hasta que llenes las paredes o prueba sino en hacerlo en el recibidor para que cuando entre, lo primero que vea sea eso.

Ya quedó atrás eso de pintar con pintalabios en el espejo del baño, ahora prueba con los post-its. 

Corazón hecho con post its para enamorar aún más a tu pareja.
Corazón hecho con post its para enamorar aún más a tu pareja.

9. El rincón de los recuerdos 

Si lleváis mucho tiempo juntos, sois aventureros, os gusta viajar y habéis pasado mil y un momentos el uno al lado del otro, ¿por qué no escoges un lugar de la casa para recalcar esos buenos momentos y revivirlos a base de recuerdos? 

Para eso vas a necesitar un poco de más tiempo, pero el resultado os encantará. 

Busca aquellas fotos que sean más especiales para vosotros, ya sea porque os traen buenos recuerdos, porque son de un viaje en concreto o porque tenéis una buena anécdota que contar e imprimelas. 

Puedes hacerlo en formato polaroid o del modo tradicional. Y a continuación, debajo pega algunos mensajes que tengan relación con las imágenes. 

Por ejemplo, en aquel viaje a Tailandia que hicisteis comisteis tanto picante que acabasteis los dos vomitando al lado del Templo Budista. Con lo cual, la frase o el mensaje que podría ir debajo de esa fotografía podría ser “Siempre recordaré cuando comimos tanto picante hasta acabar vomitando”. 

Vale sí, este ejemplo no es muy romántico que digamos, ¿pero también sirven las anécdotas graciosas no? 

Para crear un bonito collage de fotografías, prueba en hacerlo en forma de corazón o colgandolas con una cuerda y pincitas. ¡Aquí te dejamos ejemplos!

Decora un rincón de la casa con fotos como estas
Decora un rincón de la casa con fotos como estas

10. Un recorrido de pistas hasta llegar al regalo 

Aunque no hay duda que todos los detalles recogidos en este artículo sirven perfectamente como regalo de San Valentín, sé que hay muchas parejas que aparte de hacer estos detalles más decorativos o personales, regalan algo más para complementar el día. 

Si eres uno de ellos, no le des el regalo tan fácil y haz que lo busque por toda la casa. De este modo podrás darle más juego a la velada y ver cómo se rompe la cabeza descifrando las pistas para dar con el “tesoro”. 

Puedes ir jugando al “frío frío o caliente caliente” a medida que se acerque al regalo o irle dando pistas y que él vaya buscando por los distintos rincones de la casa. 

Y si tampoco tienes idea de qué puedes regalar, atento a estas propuestas que nunca fallan: 

  • La caja de los 5 sentidos: Puede parecer muy típico pero también de nuevo, un gran acierto. Para ello necesitarás una caja un poco grande y bonita (o forrarla tu con fotografías de los dos, por ejemplo), y pensar cómo rellenarla siguiendo los 5 sentidos: gusto, tacto, olfato, vista y oído.

    Nosotros te lanzamos la idea pero, el contenido ya dependerá de los gustos y preferencias de cada uno.
  • Caja de fotos: Los álbumes de fotos ya han quedado anticuados, porque como sabemos, todo está en la nube y de forma digital.  Pero, ¿qué te parece hacerte esta sorpresa? Es un método distinto que seguro que le encantará a medida que baja desplegando la caja y el regalo.
Caja de regalo con fotos en su interior y con posibilidad de incorporar un regalo dentro.
Caja de regalo con fotos en su interior y con posibilidad de incorporar un regalo dentro.
  • Vale para ocasiones especiales: Si te ha pillado el toro, no sabes que regalar al momento o no tienes suficiente dinero para hacer un detalle en condiciones en el día de San Valentín, puedes regalarle un talonario de vales.

    Existen ya hechos para que no tengas que pensar mucho en ello, o sino puedes crearlos tú. Coge unos folios, haz unas decoraciones bonitas en cada vale y piensa planes o cosas que le gustarían a tu pareja: una tarde de película, palomitas y manta, una cena en su restaurante favorito, pedir comida a domicilio, un masaje, o hasta un vale para que ese día él o ella no tenga que hacer ninguna tarea de casa. ¡Échale imaginación y escribe todo lo que se te ocurra!
  • Un vídeo: Si eres creativo y tienes un don especial para todo lo digital y audiovisual, ¿por qué no juntas todos esos pedacitos de videos que tienes de los viajes que habéis hecho y los reúnes en un recopilatorio especial? ¡Si escoges una buena música y lo editas con chispa, le encantará!
  • Algo que simplemente le guste: Si no sois muy cursis o románticos y os gusta ir más a por lo seguro, regalale aquello que tanto le gusta pero que no se decide a comprar. Una camiseta, un collar, o hasta accesorios del gym. ¡Apuesta por sus gustos y sorpréndele!

¿Con qué idea te quedas?

Después de todas las ideas y consejos que te hemos dado a lo largo del artículo, ya no tienes excusa para no hacerte un bonito detalle a tu persona favorita y aprender a cómo decorar tu casa para San Valentín.

Como ves, no importa el tiempo que tengas ni el dinero, pues hay ideas para todos. Eso sí, tampoco hace falta que las hagas todas o quedará la casa demasiado empalagosa.

Tu elige la que más se adecua a ti, y pasa un buen día con tu pareja 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *